"Por una Europa sostenible"

La fuerza de la sociedad civil como protagonista del cambio hacia un nuevo modelo productivo_x000D_ _x000D_ _x000D_ _x000D_

No son muchas las oportunidades que se nos presentan para poder evaluar con nitidez la enorme fuerza de la sociedad civil a la hora de identificar valores, de hacerlos suyos, y de defenderlos por encima de otros intereses.

En unas pocas décadas hemos visto como muchas de las ideas del pionero movimiento ecologista se han incorporado al discurso medioambientalista de muchos gobiernos. Y como las políticas sobre el medio ambiente han dado el salto de lo sectorial a lo transversal. 

Hoy nos enfrentarnos al reto de la sostenibilidad como cimiento insustituible para asentar un nuevo modelo económico y de generación de empleo, que catapulte a la sociedad hacia la salida de una crisis nacida de la cultura del crecimiento a costa de la destrucción del Planeta.

Hoy más que nunca el medio ambiente delimita una frontera política entre la izquierda y la derecha, la frontera que en nuestro país separa el compromiso militante del PSOE en la lucha contra el Cambio Climático y negacionismo recalcitrante de los más destacados ideólogos del Partido Popular.

Los Socialistas creemos que sólo habrá progreso efectivo para el conjunto de la humanidad cuando se integre la sostenibilidad ambiental como condición necesaria de progreso. Ya es hora de superar los tiempos de las discusiones teóricas y pasar a la acción. La salida de esta crisis tenemos que plantearla con la mirada puesta en un nuevo modelo de economía verde que contemple:

Ø Una Estrategia Energética para Europa basada en las energías renovables, independientes, seguras y limpias, libre de emisiones de CO2 y desnuclearizada.

Ø Una Europa de la Movilidad Sostenible, que apueste por la sustitución del petróleo como único motor del transporte.

Ø Una Europa de equilibrios territoriales, que impulse el protagonismo del Mundo Rural mediante una Estrategia de Desarrollo Sostenible para estos espacios.

Ø Una Europa que diseñe una nueva Política Agraria Común vinculada al concepto de la seguridad y la calidad alimentaria mediante la promoción de sistemas de producción ecológica.

Ø Una Europa que articule políticas urbanas que pongan coto a la especulación del suelo.

Ø Una Europa que haga de su biodiversidad una seña de identidad irrenunciable.

Ø Una Europa que reconozca el agua como un derecho y no como una mercancía.

Ø Una Europa que construya una ciudadanía de consumidores responsables, capaces de invertir la curva de generación de residuos.

Los socialistas queremos hacer un llamamiento a la participación activa en la defensa del medio ambiente y en el apoyo a un nuevo modelo basado en la economía sostenible. El 7 de junio es una gran oportunidad para iniciar el cambio.