PSE quiere abrir una nueva etapa de acuerdo, pero advierte a PNV de que no admitirá "ultimatums ni presiones" al diálogo

Le insta a resolver sus discrepancias internas y a decidir si apuestan por el acuerdo de diferentes o por "frentes nacionalistas"

El secretario de Organización y coordinador de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, mostró este viernes la disposición de su partido a abrir "una nueva etapa" de acuerdo en Euskadi, pero advirtió al PNV que no admitirán "nunca ni ultimatums ni presiones en el diálogo político".

Además, instó a la formación jeltzale a resolver sus discrepancias internas y a decidir su apuestan por el acuerdo entre diferentes o por "frentes nacionalistas". "Ellos se metieron en el callejón sin salida con la hoja de ruta que planteó el lehendakari Ibarretxe y es el PNV quien tiene que tomar la decisión de salir de ese callejón sin salida. No puede pedirnos a los demás que le resolvamos los problemas en los que ellos se han metido", destacó.

El portavoz de los socialistas vascos se refirió, de esta forma, a las declaraciones realizadas ayer por el diputado electo del PNV Josu Erkoreka, quien aseguró que su partido diseñará una estrategia de "confrontación política", si no se llega a un acuerdo de normalización política y resolución del conflicto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En declaraciones a Europa Press, Rodolfo Ares afirmó que "el PNV es muy libre de decidir qué camino quiere seguir los próximos meses en la defensa de sus posiciones políticas" y consideró que "todo apunta a que trata de recuperar un protagonismo que ya no tiene porque la sociedad vasca así lo ha decidido en las últimas elecciones".

En este sentido, aseguró que, aunque la formación jeltzale "siga siendo un partido importante", el PSE-EE no tolerará "nunca ni ultimatums ni presiones en el diálogo político ni con el PNV ni con nadie".

Asimismo, aseguró que en Euskadi "no hay bloqueo político, sino un bloqueo producido por un Gobierno en minoría que tiene discrepancias y conflictos entre sus socios". "En Euskadi, hay reivindicaciones partidarias que algunos quieren convertir en conflicto político", aseveró.

Ares emplazó a la formación dirigida por Iñigo Urkullu "a que analice en profundidad los resultados de las últimas elecciones para que entienda que, por mucho que se empeñe en arrogarse la representación del conjunto de la sociedad vasca, sólo es un deseo y no una realidad, porque la sociedad vasca se ha expresado con toda claridad y ha dicho con muchísima claridad en las últimas elecciones quién quiere que le represente", dijo en referencia al hecho de que su partido haya sido la fuerza política más votada en los comicios del 9 de marzo.

EL CAMINO A SEGUIR

Ares abogó porque el PNV "decida qué camino quiere seguir" en el futuro, "si el de la acumulación de fuerzas nacionalistas y la confrontación, siguiendo la hoja de ruta marcada por el lehendakari, o si quiere diálogo y acuerdos entre diferentes para intentar, a través de ese diálogo, alcanzar acuerdos, aquí en Euskadi, para construir el futuro entre todos y para todos".

"Nosotros, una vez más, le decimos que estamos dispuestos a dialogar, a buscar acuerdo, pero que ese diálogo y esos acuerdos se tienen que dar en Euskadi porque lo primero que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo en Euskadi sobre lo que queremos, para, después,  buscar diálogo y acuerdos con el resto de los representantes de la ciudadanía del conjunto de España", subrayó.

En esta línea, insist...