PSOE aboga por aumentar esfuerzos para mayor conocimiento mutuo con Marruecos

La secretaria de Política Internacional del PSOE ha mantenido una jornada de trabajo con varios cargos públicos marroquíes en Rabat.

Rabat, 14 ene. (Teletipo de EFE recogido por ABC.es). El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) considera que es necesario aumentar los esfuerzos para que las sociedades de España y Marruecos se conozcan mejor, según dijo a Efe la secretaria de Política Internacional del partido, Elena Valenciano.

Valenciano, que ha mantenido una jornada de trabajo con varios cargos políticos marroquíes en Rabat, abordó con estos la eventual creación de un foro parlamentario entre ambos países, a la imagen del que España tiene con otros estados vecinos como Portugal, para "profundizar en la comprensión mutua".

"La voluntad de los responsables políticos es avanzar en esta relación y tener un conocimiento más profundo y real de lo que sucede", apuntó.

La visita de Valenciano llega un mes y medio después de que el Congreso de los Diputados español aprobase una resolución de condena sobre los violentos incidentes en El Aaiún (Sahara Occidental) tras el desmantelamiento por las fuerzas marroquíes del campamento saharaui de Gdaim Izik.

Esta medida provocó la reacción al día siguiente de la Cámara de Representantes (cámara baja) del Parlamento marroquí, que instó al Gobierno de su país a "proceder a una revisión global de las relaciones de Marruecos con España", y le pidió que trabaje para "la recuperación de Ceuta, Melilla y los presidios ocupados".

Valenciano apostó por dejar de lado las diferencias y aseguró que su partido "arranca el año con la voluntad de dar prioridad a la relación con Marruecos".

La diputada española argumentó que para el PSOE "la estabilidad de Marruecos es fundamental", ya que, consideró "la estabilidad de España depende también de la de Marruecos".

En su viaje a Rabat, Valenciano se reunió con el secretario general del Ministerio de Asuntos Exteriores, Yusef Amrani, y más tarde almorzó con el alcalde de Rabat, Fatalá Ualalu, el ministro de Asuntos Económicos y Generales, Nizar Baraka, y el ministro portavoz, Jalid Naciri.