PSOE denuncia que el Gobierno se ha dado más prisa en implantar el copago que en adoptar otras medidas alternativas para controlar el gasto farmacéutico

Critica el retraso de "más de dos años" del Gobierno en la actualización de los precios de referencia de los medicamentos

La Secretaria de Política Social, Trinidad Jiménez, ha denunciado que el Gobierno haya tardado “más de dos años” en actualizar los precios de referencia de los medicamentos para controlar el gasto farmacéutico y,  sin embargo, ”se dio mucha prisa para implantar el copago farmacéutico y los recortes sanitarios”. Para la dirigente socialista, el Gobierno “ha llegado tarde y este retraso ha supuesto una pérdida de ahorro importante para las administraciones sanitarias y para los pacientes que, en cambio, se han visto afectados por una medida muy injusta, como es el copago, con riesgos para la salud de determinados grupos vulnerables”.

 

Jiménez ha recordado que distintos organismos internacionales, como la OCDE y el Consejo de Europa, están alertando de los serios riesgos para los ciudadanos que supone la reducción de los servicios financiados con fondos públicos, especialmente para las personas con menos ingresos que renuncian a los cuidados que necesitan, ya sea a medicación o a los controles de las enfermedades crónicas que padecen. Asimismo, dichos organismos internacionales subrayan que podría tener efectos para la salud a largo plazo y consecuencias económicas para los más vulnerables, al tratarse de una población mucho más sensible a los copagos.

 

Precisamente, el Portavoz parlamentario de Sanidad, José Martínez Olmos, ha recordado que el Ministerio que dirige Ana Mato “ya en 2013” estimó el ahorro anual de la regulación de los precios de referencia de los medicamentos “en 409,39 millones de euros para las administraciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud y un ahorro de 26,49 millones de euros para los beneficiarios del mismo”.  En su opinión es “un elemento básico e imprescindible para el control del gasto farmacéutico y es inexplicable que el Gobierno haya tardado tanto en aprobar esta normativa muy necesaria en un momento de grave crisis económica como el que atravesamos”.

 

Martínez Olmos ha señalado que la Ley estipula que anualmente se establecerán nuevos conjuntos y se revisarán los precios de referencia y  "sin embargo, el Ministerio de Sanidad ha tardado demasiado en aprobar dicha revisión, manteniéndose todavía en vigor los precios establecidos en 2011",  ha criticado.