El Grupo Socialista presenta su plan de trabajo en la Comisión para la modernización del Estado autonómico

Se analizarán las necesidades actuales del modelo de organización territorial en España y se propondrán mejoras institucionales y normativas

07/12/2017

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado hoy en el Congreso su Plan de Trabajo para la Comisión no permanente para la evaluación y la modernización del Estado Autonómico impulsada por el PSOE, que analizará “las necesidades actuales del modelo de organización territorial en España y realizará propuestas de mejora institucional, normativa y de todo tipo, en relación con el modelo y la política territorial”.

La Comisión debe realizar un “balance de la experiencia autonómica” que, en opinión de los socialistas, “ha sido una experiencia de éxito y un motor de progreso del conjunto de las Comunidades Autónomas”, aunque “se han identificado también disfunciones”. Por ello, es necesario “identificar las necesidades de reforma y proponer, de acuerdo con las normas y procedimientos previstos y desde el máximo consenso posible, respuestas que puedan ser compartidas por la mayoría de los españoles y de las instituciones”. Según los socialistas, “hay respuestas que pueden ofrecerse dentro del actual marco legal, otras que requerirán la modificación de distintas leyes del Estado, y otras que deberían alcanzarse mediante una determinada reforma constitucional”.

Se deberán examinar, entre otras cuestiones, las exigencias del principio de igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes constitucionales; el reconocimiento y consecuencias efectivas de las llamadas “singularidades”; la ordenación de las competencias; la capacidad del Senado para facilitar la participación de las Comunidades y Ciudades Autónomas en la toma de decisiones en el ámbito estatal y como instrumento de cooperación, interconexión e integración de políticas territoriales; la constitucionalización de los principios del modelo de financiación autonómica; y la ampliación del reconocimiento de la Autonomía local.

Por otro lado -apuntan los socialistas- “la situación política por la que atraviesa Cataluña exige que la Comisión se constituya en un espacio útil e inmediato para desarrollar un diálogo entre las fuerzas políticas dirigido a ofrecer un marco de convivencia para Cataluña dentro de la Constitución y la Ley”. Ante el “grave deterioro de la normalidad constitucional y estatutaria, el abandono del diálogo y de la negociación política, las violaciones de la legalidad y la fuerte fractura social” que se ha producido, esta Comisión “abre un espacio formal de diálogo imprescindible para acometer y dar salida a la actual situación”.

Comparecencias

El Grupo Socialista ha solicitado un bloque de comparecencias institucionales, de “carácter horizontal” –es decir, que se acordarían entre los distintos grupos parlamentarios-, que incluye a los padres de la Constitución, miembros del actual Gobierno de España y de gobiernos anteriores, presidentes autonómicos, representantes de la FEMP y de las principales organizaciones sindicales y empresariales, así como de las Academias de las Lenguas y del Instituto Cervantes.

Además, la Comisión “tendrá un carácter abierto a la sociedad y de cauce de todas las nuevas demandas ciudadanas”, por lo que se solicita también la comparecencia de expertos constitucionalistas (como Javier García Roca), filósofos (como Adela Cortina), historiadores (como Santo Juliá), sociólogos (como Belén Barreiro), politólogos (como Pablo Simón), economistas (como Antón Costas), representantes de diferentes organizaciones sociales (como Intermón-Oxfam), personas del ámbito de la cultura (como Joan Manuel Serrat), periodistas (como Iñaki Gabilondo) y directores de los principales periódicos y diarios digitales.

También se pide la comparecencia de los embajadores en España de países como Alemania, Austria, Estados Unidos o Canadá, ya que los socialistas consideran importante, junto al análisis de nuestra propia realidad, la exposición de los principios de organización, funcionamiento y equilibrio que rigen en otros Estados de estructura política y administrativa descentralizada.

Las conclusiones servirán de base para la reforma constitucional

El Plan de Trabajo del Grupo Socialista contempla que la fase de comparecencias se culmine en un plazo de seis meses, para lo cual será necesario habilitar el mes de enero para los trabajos de esta Comisión, y celebrar una media de entre 4 y 6 comparecencias semanales. Las actuaciones podría desarrollarse conforme a las siguientes pautas: Evaluación global del Estado autonómico, incluido un examen específico de la situación de Cataluña; examen de la perspectiva de las Comunidades Autónomas, Ciudades Autónomas y Entidades Locales; y examen de la perspectiva de las organizaciones empresariales y sindicales.

Al término de las comparecencias debe nombrarse una ponencia que elabore el dictamen de la Comisión, que contendrá un informe sobre el contenido de las comparecencias y también propuestas de resolución, incluidas las que supongan modificaciones de textos legales tanto en relación con la Constitución como con el resto del ordenamiento jurídico.

El dictamen, una vez aprobado por la Comisión, será remitido junto con los votos particulares que se hayan emitido, para su debate y, en su caso, aprobación por el Pleno. Una vez aprobado por el Pleno, el dictamen se remitirá a la Comisión Constitucional para que sus conclusiones formen parte de, y sirvan de base para, la anunciada reforma constitucional.