PSOE registra la propuesta de Sánchez de dedicación exclusiva para diputados

En la proposición no de ley, el PSOE insta a promover las modificaciones normativas necesarias para hacer efectivo el principio de dedicación exclusiva de los miembros del Congreso y el Senado "impulsando para ello la ampliación del régimen de incompatibilidades establecido en la ley electoral.

Al hilo de lo anunciado ayer por Sánchez, los socialistas piden también que los parlamentarios no puedan percibir "retribución periódica alguna" por la realización o el desempeño de cualquier actividad que "pueda ser autorizada por su relación con la actividad política y parlamentaria".

En concreto, Sánchez se refirió ayer expresamente a la participación de diputados y senadores en tertulias políticas en radio y televisión.

La proposición no de ley reclama también que se otorgue a la Comisión del Estatuto de los Diputados y su análoga en el Senado la capacidad para comprobar la veracidad de las declaraciones sobre actividades y bienes patrimoniales de los parlamentarios y para "investigar las omisiones o falseamientos de las mismas".

También propone que se conceda a las citadas comisiones la competencia para comprobar el cumplimiento estricto de los términos de la autorización concedida a los diputados y senadores para el ejercicio de actividades ajenas a las cámaras.

En la exposición de motivos, el PSOE recuerda que la ley electoral ya recoge que el principio general para diputados y senadores será el de "dedicación absoluta", limitando "toda actividad pública remunerada y las actividades privadas".

Sin embargo, la ley también autoriza al Congreso y al Senado a aprobar excepciones a petición expresa del interesado, lo que permite actualmente a los parlamentarios compatibilizar el ejercicio de su función representativa con otras actividades, "incluso remuneradas".

Considera el PSOE que la actividad política debe conllevar "una especial disposición al servicio público" que merece la "plena dedicación", por lo que su régimen de incompatibilidades debería consagrar el régimen general de dedicación exclusiva.

Sólo admite como "lógicas excepciones", las actividades relacionadas con la actividad política como conferencias, presencia en tertulias, la colaboración en medios de comunicación o las publicaciones, siempre que se prohíba expresamente cualquier remuneración.

La iniciativa del PSOE destaca además la carencia de facultades de investigación y sanción por parte de las comisiones parlamentarias competentes en la materia lo que, a su juicio, ha favorecido "recientes episodios de contradicción" entre lo declarado por los parlamentarios y su verdadera situación patrimonial. EFE