PSOE y PP aprueban un texto a favor de dialogar con Cuba para liberar presos

Valenciano defiende la conveniencia de seguir abogando por el diálogo "crítico y exigente"

El Pleno del Congreso ha aprobado este martes, con el apoyo del PP y del PSOE, una proposición no de ley en la que se pide dialogar con el régimen castrista para conseguir la "inmediata e incondicional" liberación de todos los presos políticos en Cuba.

La moción, apoyada por CiU, PNV, UPyD y UPN, también expresa su "condena" a la "evitable y cruel" muerte del disidente Orlando Zapata por huelga de hambre el pasado 24 de febrero y pide el fin de la misma protesta que lleva a cabo Guillermo Fariñas.

El PP, por boca de su responsable de Política Internacional, Jorge Moragas, ha accedido en el último instante a sustituir su texto original por otro del PSOE con el fin de llegar a un consenso, al que no se han sumado IU, ERC ni BNG.

En la proposición no de ley original, no se hablaba de dialogar con las autoridades de La Habana y sí se respaldaba, en cambio, la posición común de la UE que el Gobierno quiere suavizar durante la presidencia española de turno.

Finalmente, el PP ha apoyado instar al Gobierno a "impulsar un diálogo" con el régimen castrista para "poner las bases para un futuro de reconciliación nacional, respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales y mejora sostenible del nivel de vida del pueblo cubano".

PSOE y PP coinciden igualmente en que el diálogo con el Gobierno cubano debe servir para que la ONU y la Cruz Roja Internacional visiten las cárceles cubanas en las que están recluidos los alrededor de 200 presos políticos y de conciencia.

Antes de la votación, los dos grupos mayoritarios habían pactado una enmienda conjunta (transaccional) en la que tampoco se hacía mención al diálogo con Cuba, sino a una "acción continuada", pero IU y ERC han vetado que este texto fuera el que se votara.

Por ello, el PP se ha visto obligado a aceptar la enmienda original del PSOE con el fin de que pudiera haber un acuerdo, en lugar de dar una imagen de división.

En el debate, Moragas había señalado que el texto de su grupo no buscaba la discrepancia, sino "la unidad de los demócratas españoles" para apoyar a los disidentes cubanos después de los episodios de Zapata y Fariñas.

El diputado del PP ha aclarado que su grupo no pretende "interrumpir" el diálogo que el Gobierno socialista mantiene con el régimen castrista, pero sí tener una posición más crítica.

"Hay muchos en el PSOE que piensan como yo y me lo dicen a escondidas", ha dicho Moragas, cuyo partido aboga por no modificar la política de la UE hacia Cuba, vigente desde 1996 cuando se instauró a instancias del ex jefe del Gobierno José María Aznar.

La portavoz del PSOE, Elena Valenciano, ha defendido suavizar la posición común europea al considerar que el aislamiento y las posturas "unilaterales" no favorecen la liberación de presos en la isla.

Valenciano ha insistido en la conveniencia de seguir abogando por el diálogo "crítico y exigente", al tiempo que ha negado que el Ejecutivo sea "complaciente" con el régimen de los hermanos Raúl y Fidel Castro.

El diputado de IU Gaspar Llamazares ha acusado al PP de tratar de "doblegar" las tesis del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en vez de respaldar a la disidencia.

"Esta iniciativa no va de (Orlando) Zapata, sino va de Zapatero", ha dicho Llamazares.