Purificación Causapié demanda que todos los poderes públicos se comprometan a terminar "con la tradición brutal" de la mutilación genital femenina, "un ataque a los derechos humanos"

La dirigente socialista cree "preocupante" que la respuesta del Gobierno, "lejos de endurecer la persecución de este delito", sea "relajar la legislación y posibilitar la impunidad de estos casos, que en su mayoría se producen fuera de nuestras fronteras"

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, ha demandado esta mañana que todos los poderes públicos se comprometan a “terminar con la tradición brutal” de la ablación, “que nada ni nadie puede justificar, ni la cultura, ni la tradición; esta es una práctica que sólo aporta dolor, infecciones, problemas en el parto y muerte, y supone un ataque a los derechos humanos”.

Con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, Causapié cree que “debemos ser conscientes de que este no es un problema de África, sino que está también en nuestras fronteras, en España y en Europa, y por ello los poderes públicos deben actuar en su completa erradicación y condena”.

La dirigente socialista recuerda que en el último informe de la Fundación Wassu de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) se sostiene que casi 17.000 niñas en nuestro país están en riesgo de padecer mutilación genital, son menores de 15 años y su número ha aumentado en un 61% en los últimos cuatro años.

Para Causapié, “este dato es muy preocupante, pero mucho más cuando vemos que la respuesta de este Gobierno, lejos de endurecer la persecución de este delito, ha sido la de relajar la legislación y posibilitar la impunidad de estos casos, que en su mayoría se producen fuera de nuestras fronteras, como se refleja en las modificaciones introducidas de tapadillo en la propuesta popular de cambio de la llamada justicia universal y que afectan también a otros importantes derechos”.

La Secretaria de Igualdad exige al PP que cambie de actitud y lleve a cabo “una intervención decidida en este ámbito, tanto para la educación y prevención como para el castigo de las personas responsables”, porque de lo contrario “se dejará en el absoluto desamparo a cualquier niña que resida en España si sus padres quieren someterla a esta terrible mutilación, ya que, por ejemplo, la denuncia de sus profesores o médicos no podrá servir para iniciar la persecución del delito como ocurría hasta ahora”. Si los populares no rectifican, advierte Causapié, el PP “seguirá en su camino de desproteger a las mujeres y a las niñas y el PP estará dando vía libre a estos delitos y, como ya han alertado las organizaciones sociales, provocará que el efecto disuasorio de la ley sea nulo y aumenten el número de niñas sometidas a la ablación genital”.