Purificación Causapié: “El PP quiere que discriminar siga saliendo gratis”

Subraya que la Ley de Igualdad de Trato hubiera situado a España “a la vanguardia en la lucha contra cualquier tipo de discriminación”

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, denunció hoy que el PP ha vuelto a demostrar una vez más su “cerrazón” y su “falta total de sensibilidad social” al votar en contra de la Proposición de Ley para la Igualdad de Trato y no discriminación que ha presentado esta tarde el Grupo Socialista en el Pleno del Congreso. Una ley que, a juicio de la responsable socialista, “hubiera situado a España a la vanguardia en la lucha contra la discriminación”.

Causapié instó al PP a “explicar con claridad a los ciudadanos por qué se opone a que nuestro país cuente con una norma que tiene como objetivo prevenir y erradicar cualquier tipo de discriminación, ya sea por razón de nacimiento, raza sexo, religión, opinión, edad, discapacidad, enfermedad o identidad sexual, o cualquier condición o circunstancia personal o social, así como proteger y reparar a las víctimas mediante el establecimiento de una serie de sanciones”. “Se trata, en definitiva, de que discriminar no salga gratis, y parece que el PP quiere que siga siendo así”.

La dirigente socialista destacó que uno de los asuntos que combate esta Ley es “la discriminación por sexo en los colegios”, y para ello establece de forma expresa que “no podrán acogerse a ningún tipo de financiación pública los centros educativos que segreguen por sexo, tal y como establecía la Ley de Educación y tal y como han corroborado recientemente dos sentencias del Supremo”.

Otro de los aspectos destacados de la propuesta socialista -explicó Causapié- es que esta normativa se aplicaría “a todas las personas (incluidas las jurídicas) y en todos los ámbitos: el trabajo, la educación, la salud, los servicios sociales, el acceso a la vivienda, e incluso los medios de comunicación”.

Por último, la Secretaria de Igualdad subrayó que “esta ley complementaría los importantes avances para prevenir y proteger la discriminación que se aprobaron durante los 8 años de gobierno socialista. Y en este momento de crisis económica es más necesario que nunca combatir la discriminación, puesto que todas las personas y sus capacidades son imprescindibles para poder afrontar, con decisión y éxito, las actuales dificultades.”