Purificación Causapié pide "el firme compromiso de los gobiernos y de la oposición en todo el mundo con los derechos LGTB y con el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo"

"Los socialistas tenemos que seguir dando una batalla ideológica a favor de los derechos de las mujeres y los derechos LGTB"_x000D_ _x000D_

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié,  subrayó hoy la importancia de que la Internacional Socialista siga dando “una batalla ideológica a favor de los derechos de las mujeres y de los derechos LGTB”. En definitiva, una lucha a favor “de la democracia y de la libertad, frente a las imposiciones ideológicas y religiosas”. Reclamando así, “el firme compromiso de los gobiernos y de la oposición en todo el mundo con los derechos LGTB y con el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo”.

Así se pronunció durante su intervención en el Consejo de la Internacional Socialista que se celebra en México, donde Causapié defendió los derechos de las mujeres como Derechos Humanos y denunció las legislaciones que pretenden decidir por ellas en materia reproductiva, como es el caso de la reforma que quiere impulsar el Gobierno del PP en nuestro país.

Asimismo, la dirigente socialista denunció que la orientación sexual y la identidad de género siguen siendo objeto de persecución legal en muchos países, como ponen de manifiesto los informes internacionales, que señalan que la homosexualidad está perseguida en 76 países y castigada con pena de muerte en 9, por lo que debemos responder con valentía ante el ataque que en muchos países están sufriendo las personas lesbianas, gais, transexuales o bisexuales, que “están siendo objeto de persecución legal o que son perseguidas ante la pasividad de las autoridades”.

También advirtió de cómo en otros países algunos derechos conquistados, como el matrimonio entre parejas del mismo sexo, se ven amenazados y de cómo los recortes en sanidad, en educación o en atención social están limitando la protección de las personas y sus derechos, como la educación en igualdad o la reproducción asistida.

“La Internacional Socialista debe tener claro su lucha a favor de los derechos y la igualdad de todas las personas, ya sean inmigrantes, mujeres, u homosexuales. Es nuestra seña de identidad. El machismo, el racismo, la homofobia o la transfobia son incompatibles con el socialismo y los valores que defendemos”, concluyó.