Reunión del Patronato de la Fundación Pablo Iglesias

La Fundación será el laboratorio de ideas del PSOE y desarrollará las líneas programáticas establecidas por la Ejecutiva y los principales desafíos estratégicos que tenemos como país a largo plazo

El Patronato de la Fundación Pablo Iglesias ha celebrado esta mañana una reunión de trabajo en la sede federal del PSOE, en la que han tomado posesión los nuevos integrantes de la Dirección después de la celebración del Congreso Extraordinario de julio y se han establecido las líneas de actuación de la institución, que será el semillero de ideas del Partido Socialista.

En esta nueva etapa, la Fundación Pablo Iglesias incorpora a sus habituales áreas de trabajo su faceta como laboratorio de ideas del Partido Socialista. La Fundación contribuirá a desarrollar las líneas programáticas establecidas por la Ejecutiva y los principales desafíos estratégicos que tenemos como país a largo plazo, en temas como la transición económica, el blindaje de los derechos sociales, la extensión del Estado del Bienestar o la regeneración democrática, entre otras áreas. Además, mantendrá la intensa  colaboración con los principales think-tanks socialdemócratas, tanto europeos como americanos.

En la reunión se han incorporado al Patronato de la Fundación el Secretario General, Pedro Sánchez; la Presidenta, Micaela Navarro; el Secretario de Organización, César Luena; la Secretaria de Estudios y Programas, Meritxell Batet; la de Formación, Estefanía Palop; la de Relaciones Internacionales, Carme Chacón;  el Secretario de Cultura, Iban García del Blanco, y el diputado Rafael Simancas. La Fundación está presidida por Alfonso Guerra  y la integran 24 patronos.

La Fundación Pablo Iglesias, heredera de la creada en 1926 a la muerte del fundador del Partido Socialista Obrero Español, se constituyó en el año 1977 como una entidad cultural ligada al PSOE. Desde entonces ha trabajado en la difusión del pensamiento socialista, en la conservación de un importante archivo sobre el movimiento obrero y el socialismo y en la recuperación de la memoria histórica. En este tiempo, se ha convertido en un reconocido centro de reflexión, estudio y debate y ha promovido la cooperación con los agentes políticos, económicos, sociales y culturales tanto de España como de otros países, con el objetivo de promocionar y apoyar los valores y la cultura de la democracia, así como la defensa de los derechos humanos.

La Fundación desarrolla actividades dirigidas al público general, como son los debates, las mesas redondas, exposiciones y los seminarios sobre política, sociología, economía o historia. Por otra parte, ofrece a intelectuales, políticos y expertos un foro para la discusión. Una parte de estas actividades se desarrolla, también, en cooperación con instituciones sociales y políticas de otros países y en el marco de los programas de cooperación internacional del Estado.