Roberto Jiménez: “Con el Partido Popular, a más emigrantes menos presupuestos”

Denuncia que “el Gobierno, sustentado por el PP, reduce por cuarto año consecutivo las partidas destinadas a los españoles en el exterior en los PGE, mientras que aumenta en un 6,6% el número de emigrantes”

El secretario federal de emigración del PSOE, Roberto Jiménez, ha tachado de “inaceptable” que de nuevo las partidas para la emigración de los presupuestos se reduzcan en más de siete millones de euros respecto al año anterior. “Desde la llegada al gobierno del Partido Popular esta partida se ha reducido en un 42%, cerca de 50 millones de euros (49.246.490€), en comparación al último presupuesto aprobado por un gobierno socialista en 2011”, ha expuesto Jiménez, que ha resumido esta situación con una frase: “Con el Partido Popular, a más emigrantes menos presupuestos”.

 

“De nuevo la partida destinada a acciones a favor de la emigración en el PGE sufre una reducción en relación al año pasado de cerca de cinco millones de euros. Este recorte del Ministerio de Fátima Báñez afectará principalmente a la partida 492 de prestaciones por razón de necesidad y a otras ayudas para emigrantes, que se reduce en cuatro millones y medio de euros respecto al año 2014”, ha alertado el dirigente socialista.

 

Asimismo, ha subrayado que el Gobierno continúa sin crear una partida específica para la atención de nuevos emigrantes “cuando, según datos oficiales, ha aumentado un 6,6% el número de españoles que se están viendo obligados a salir de España para buscar trabajo ante la incapacidad del Gobierno de ofrecerles oportunidades tangibles en el mercado laboral español”.

 

Ante esta situación, el dirigente socialista anuncia que su grupo parlamentario  presentará enmiendas a estos Presupuestos para que este nuevo recorte económico no afecte a los derechos de la ciudadanía española en el exterior, y también se tendrá en cuenta las necesidades de aquellos que durante estos últimos años están teniendo que abandonar el país.

 

Por último, Jiménez se ha mostrado convencido de que es posible hacer frente a la situación actual sin abandonar la atención y la protección para los españoles residentes en el exterior. “No se puede utilizar la coartada de la crisis económica para justificar el recorte de financiación para el desarrollo de los derechos de la ciudadanía, al tiempo que el Gobierno se afana en afirmar que la situación está mejorando”, ha declarado.