Roberto Jiménez denuncia la “persecución fiscal” del Gobierno de Rajoy a los emigrantes retornados

El secretario de Emigración ha trasladado el apoyo del PSOE y las propuestas del programa electoral durante una visita a varias asociaciones de inmigrantes

El secretario de Emigración del PSOE, Roberto Jiménez, ha visitado hoy la Asociación Sevillana de Emigrantes y Retornados (ASER), la Asociación Granadina de Emigrantes y Retornados (AGER) y la Asociación Gaditana Emigrantes y Retornados (AGADER), donde ha trasladado a sus representantes el apoyo del PSOE a los emigrantes retornados ante la “persecución fiscal” a la que les ha sometido el Gobierno de Rajoy.

 

“Los emigrantes retornados no son delincuentes fiscales, como a los que el Gobierno ha amnistiado, sino simplemente ciudadanos que han cumplido con las informaciones recibidas en las delegaciones de la Agencia Tributaria donde les explicaban que las pensiones que provenían del exterior no debían incluirse en las declaraciones de la renta anuales”, ha asegurado.

 

Jiménez, que ha podido conocer de primera mano casos concretos, de los más de 800.000 afectados por la medida, les ha explicado la propuesta del programa electoral socialista para dar un tratamiento fiscal más justo a este colectivo en relación a las pensiones provenientes del extranjero y para establecer el Plan Estratégico de Españoles y Españolas en el Exterior y Personas Retornadas 2016-2020 que recoja medidas socio-laborales para facilitar el retorno y la inserción de españoles y españolas procedentes del exterior, con la puesta en marcha de programas sanitarios, de empleo, asistenciales, de vivienda, educativos, de investigación, de asesoramiento y orientación, entre otras medidas del programa del PSOE para la ciudadanía española en el exterior y retornados.

 

Por su parte, los emigrantes retornados le han comunicado que no se niegan a realizar las declaraciones complementarias necesarias y asumir el resultado de las declaraciones abonando, en su caso, el importe impagado en su momento, pero solicitan, para ello, las oportunas facilidades que se le ofrecen a cualquier ciudadano, con aplazamientos que respeten el mínimo vital, lo que hasta ahora no está sucediendo. También consideran injusto que no se estén devolviendo las sanciones previas que muchos de ellos tuvieron que abonar y de las que todavía faltan por devolver siete millones de euros.