Rodolfo Ares censura que Ibarretxe "haya dedicado diez años a concretar dos preguntas" que "no son últiles" al diálogo y la paz

Cree "una terrible equivocación" que el Gobierno vasco pretenda sacar adelante su propuesta "apoyándose en votos" de EHAK

El portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, censuró hoy que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "haya dedicado diez años a concretar dos preguntas" que "no son útiles" para facilitar el diálogo y el acuerdo, ni para la paz. Asimismo, consideró "una terrible equivocación" que el Gobierno vasco pretenda sacar adelante su propuesta "apoyándose en votos" de EHAK.

En una rueda de prensa en Bilbao, Ares criticó que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, está "empeñado" en trasladar a los ciudadanos "preguntas, conflictos y problemas", mientras que, por el contrario, la sociedad demanda "respuestas y soluciones".

El dirigente socialista afirmó que, en su propuesta de consulta, el lehendakari "resume una década en 45 segundos". "Ha dedicado diez años a concretar dos preguntas que son fruto de su raca-raca permanente" y que "no son útiles ni para facilitar el diálogo y acuerdos, ni para asentar la convivencia, ni para conseguir la paz", criticó.

En este sentido, insistió en que asegurar lo contrario, supone intentar "engañar" a la sociedad vasca porque, "por mucho que Ibarretxe y algunos nacionalistas se acerquen a las reivindicaciones" de ETA, ésta no va a cesar en su "actividad terrorista".

Por ello, consideró que "lo prioritario" en este momento es buscar "el diálogo y el acuerdo entre todos los partidos democráticos", con el objetivo de "luchar juntos contra el terrorismo y trabajar de verdad" por la paz y la libertad.

Sin embargo, a su entender, el lehendakari "está empeñado en lo contrario" y apuesta por "diálogo sin exclusiones", porque pretende "la acumulación de fuerzas nacionalistas para sacar adelante sus obsesiones particulares".

DIÁLOGO EN EL PNV

Ares indicó que Ibarretxe tiene "una magnífica oportunidad para impulsar el diálogo que está pendiente en Euskadi", el que se produzca "entre los partidos democráticos e incluso con su propio partido". De este modo, señaló que "ni siquiera es capaz de propiciar el entendimiento" en el seno del PNV, donde "es evidente" que existen "discrepancias".

En este sentido, destacó que "seguimos a la espera de saber qué opina" el presidente del EBB, Iñigo Urkullu, en relación a la propuesta del lehendakari, después de que "anunció que no habría ninguna duda sobre el rechazo inequívoco a ETA en la propuesta del Gobierno" y éste "no está incluido".

El portavoz de la Ejecutiva socialista añadió que, "frente al silencio de Urkullu", el dirigente del PNV en Gipuzkoa Joseba Egibar manifestó este fin de semana "con claridad que no tienen inconveniente en apoyarse en EHAK", algo que "ya se intuía" en la redacción de la propuesta. En su opinión, constituye "una terrible equivocación" que el Ejecutivo vasco pretenda "sacar adelante proyectos tan importantes" con el apoyo de los votos de un partido que "ampara y justifica" la violencia.