Rodríguez: "El Gobierno está a tiempo de desconvocar la huelga si abre un diálogo de verdad con los sindicatos"

Acusa al PP de romper la paz social, dejar "herida de muerte" a la negociación colectiva y favorecer exclusivamente a los empresarios

La Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, ha expresado esta mañana en representación del PSOE todo el apoyo de los socialistas tanto a las movilizaciones contra la Reforma Laboral del Partido Popular, como a las víctimas y familiares de los atentados del 11-M, cuyo octavo aniversario se celebra hoy. Hoy “es un día en el que el PSOE está apoyando a los ciudadanos y ciudadanas que salen a la calle” en protesta contra la Reforma Laboral, pero “también es un día en el que queremos transmitir nuestro afectuoso cariño, recuerdo y máximo respeto” a todas las víctimas, heridos y sus familiares de los atentados del 11-M, ha afirmado.

Sobre las movilizaciones contra la Reforma Laboral, Rodríguez ha señalado que “hay mucho tiempo todavía” para que el Gobierno de Mariano Rajoy “desconvoque” la huelga general convocada por los sindicatos para el 29 de marzo. La única manera para que se produzca esa desconvocatoria, ha añadido, es que el Gobierno “abra un diálogo de verdad, que hasta el momento no se ha producido”, con los sindicatos “para poder modificar los aspectos más atentatorios contra los trabajadores” de la Reforma Laboral. Porque el PP “ha roto los acuerdos en los que hemos sustentado la paz social”, añadió, provocando que “la negociación colectiva esté herida de muerte”.

Rodríguez ha reiterado el “no” del PSOE a esta Reforma Laboral, “ya aprobada y en vigor”, porque “supone un cambio radical en las relaciones laborales” en España. Es una ley “absolutamente desequilibrada a favor del empresario, quien incrementa su poder de forma clara dentro de la empresa, desprotegiendo a los trabajadores también de forma clara”, ha asegurado.

La portavoz socialista ha citado algunos de los “abusos” contra los que se protesta hoy en las calles. Entre ellos, que con esta reforma los empresarios pueden “imponer las rentas salariales” o se “facilita” el despido procedente por pérdidas de ingresos. Con lo que hoy “todo es absolutamente posible en una empresa por la sola voluntad del empresario”. En este sentido, Rodríguez ha recordado que el “derecho a la lactancia” también se ve afectado por esta ley, ya que si hasta ahora la madre podía decidir los horarios de alimentación de sus hijos, ahora con esta reforma queda “en manos del empresario”. Lo cual es “ridículo”, ha sentenciado.