Rodríguez-Piñero: "En elecciones el PP siempre promete bajar impuestos, pero cuando gobierna se los sube a todos, menos a las grandes fortunas y a los defraudadores"

Las propuestas socialistas pasan por pedir a las grandes fortunas "que tributen más" y perseguir el fraude

La Secretaria  de Economía y Empleo del PSOE y candidata europea, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha asegurado esta mañana que “cada vez que se acercan unas elecciones el PP promete bajar impuestos. Lo prometieron en la campaña de las generales y cuando llegaron al gobierno hicieron todo lo contrario; subieron más de 50 impuestos. Subieron los impuestos a todos, menos a las grandes fortunas y a los defraudadores”, a los que Rodríguez- Piñero dice que el Gobierno de Rajoy y Cañete “les regaló una amnistía fiscal”.

Con respecto al anuncio hecho esta mañana por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, sobre la reducción de los tramos del IRPF de siete a cinco, a partir de enero de 2015, la candidata europea ha pedido  al ministro que “explique cómo va a afectar a la progresividad del impuesto la bajada de tramos. Y si los ciudadanos van a pagar más IRPF o menos que cuando llegaron al Gobierno”. Para la Secretaria de Economía y Empleo y candidata europea vuelve a producirse, en campaña, la promesa del PP de bajar impuestos,  “pero la realidad  es que según los datos del Plan de Estabilidad que el Gobierno envió a Bruselas, bajarán los impuestos en 2.000 millones en 2015, tras haberlos subirlos en 30.000 millones en los tres años anteriores”.

Con respecto a la ausencia en el programa electoral del PP para las elecciones europeas de propuestas   para acabar con los paraísos fiscales  y reducir la evasión fiscal en Europa, Inmaculada Rodríguez-Piñero, considera “lamentable” este “olvido”, aunque “se entiende, ya que cada vez conocemos que hay más dirigentes de este partido que tienen cuentas en Suiza”.

La candidata ha afirmado, además, que “los socialistas proponemos una reforma fiscal para recaudar más, porque el mayor problema de España es su escasa recaudación”. España ingresa un 9% del PIB menos que la media de los países del euro, y es por esta razón por la que “no queremos recaudar más a costa de los de siempre: de los trabajadores y de las clases medias”. La persecución del fraude y pedir a las grandes fortunas “que tributen más, independientemente del instrumento financiero que elijan para acumular su riqueza”, son algunos de los ejes claves de las propuestas socialistas para aumentar la recaudación.

Finalmente ha recordado otra de las propuestas socialistas en el programa electoral europeo: “Cambiar la legislación europea para que, en el conjunto de la Unión, las empresas paguen sus impuestos donde generan la actividad económica”, impidiendo, de esta manera, una parte importante de la elusión fiscal que se produce en este momento.