Rodríguez-Piñero insta al Gobierno a tomar medidas para que los consumidores paguen el menor precio posible por los carburantes

Asegura que "en España no se puede gobernar a golpe de teléfono". Denuncia que los consumidores españoles "estamos pagando un precio superior al de otros países de la Unión Europea"_x000D_

La Secretaria de Economía y Empleo y diputada por Valencia, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha mantenido hoy diversas reuniones en el Congreso, con representantes del sector de los carburantes para analizar “cuál es la situación real que hace que en España, el precio final de los carburantes antes de impuestos, sea superior a la media de la Unión Europea a la vez que tenemos los impuestos más bajos”.

Rodríguez-Piñero ha subrayado que a la luz de estos datos, “lo que se pone de manifiesto es que el margen comercial de las empresas es superior y además, en los años de crisis dónde ha habido menor demanda es cuando más ha crecido dicho margen”. Por esta razón, la diputada socialista ha puesto de relieve que “es necesario analizar las causas que permiten esta situación”.

Así, ha mantenido un encuentro con la Asociación de Grandes Superficies, (ANGED); la Unión de Petroleros Independientes, la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio y con la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicios, (CEES).

El Grupo Parlamentario Socialista aboga por “hacer una propuesta con las medidas necesarias para conseguir que haya una mayor competencia en este mercado y que los consumidores españoles paguen el menor precio posible por el carburante”. En este sentido, el efecto de la falta de competencia en los bolsillos de los ciudadanos es reseñable. Por esta razón, Rodríguez-Piñero considera que “si en nuestro país se aplicasen precios antes de impuestos similares a los de Francia, la factura de los carburantes sería de 2.000 millones de euros menos”.

Rodríguez-Piñero también ha hecho hincapié en que en nuestro país “se produce un fenómeno curioso: cuando se van a producir más desplazamientos y por tanto, hay una mayor demanda de combustible, el precio de la gasolina sube sin que tenga nada que ver con el precio del petróleo”. Igualmente, ha señalado que en nuestro país, se produce también “el efecto lunes” que consiste en que ese día, en el que se tienen que enviar los datos a Bruselas para hacer las estadísticas, baja el precio. Por el contrario, “el resto de la semana sube hasta alcanzar el tope el fin de semana que es cuando hay más desplazamientos”, ha señalado. Algo que en su opinión, “tampoco tiene nada que ver con el precio del petróleo”.

Reglas para establecer precios en relación a costes

“Lo que queremos es que se lleguen a establecer unas reglas que permitan que los precios guarden relación con los costes, y que los ciudadanos no tengan que transferir rentas a las grandes empresas distribuidoras que son las que obtienen unos pingües beneficios porque el mercado no funciona de forma competitiva”.

La responsable socialista ha explicado que el Grupo Parlamentario Socialista presentó en diciembre de 2012 una proposición no de Ley y una pregunta oral al ministro de Industria, Turismo y Comercio y ha señalado que el PSOE continuará reuniéndose con todos los representantes del sector para presentar más iniciativas.