Rubalcaba acusa al PP de pedir una "vigilancia ilegal" a la Policía

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior confirma que se están empleando "todos los instrumentos" para detener a Troitiño

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior,Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, que las Fuerzas de Seguridad están utilizando "todos los instrumentos" de los que disponen para tratar de detener al etarra Antonio Troitiño, que fue excarcelado la semana pasada por la Audiencia Nacional, y acusó al PP de pedir a la Policía que "haga algo ilegal" al reclamar que vigilara al etarra Antonio Troitiño después de que la Audiencia Nacional decidiera su puesta en libertad.

"Antonio Troitiño fue liberado porque un tribunal dictó un auto según el cual había cumplido su condena; a partir de ahí es un hombre libre, es un ciudadano que tiene todos los derechos intactos, nos guste más o menos", afirmó Rubalcaba, quien explicó que cuando un ciudadano “no está inmerso en ninguna investigación policial, ni es objeto de ninguna sospecha especial no puede ser vigilado, ni controlado", por lo que "cuando un responsable político sale pidiendo a la Policía que controle a un ciudadano en esas circunstancias le está diciendo que haga algo ilegal".

Acuerdos del Consejo de Ministros

Durante la rueda de prensa, el vicepresidente primero del Gobierno informó sobre los diferentes acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros, entre los que destaca la ampliación del 10 al 20% por ciento la desgravación en el IRPF por rehabilitación de viviendas, cuyo objetivo es mejorar el parque de vivienda y generar empleo en el sector.

Esta medida, además, extiende la deducción más allá de la vivienda habitual, hasta cualquier otra vivienda, y eleva el límite máximo de renta para beneficiarse de este incentivo fiscal.

El cambio se articulará a través del Decreto Ley del Plan de Empleo Sumergido, que el Gobierno tiene previsto aprobar, "casi con toda seguridad", en el Consejo de Ministros que celebrará el próximo viernes, 29 de abril, explicó Rubalcaba, quien aclaró que no se puede decir a los interlocutores que el decreto se aprobará pase lo que pase, porque su aprobación está sujeta a las conversaciones que se están manteniendo con los agentes sociales, ya que el objetivo es lograr el máximo consenso.