Rubalcaba advierte al Gobierno de que si rompe el consenso sobre la asignatura de religión, los socialistas defenderán que salga del currículum de las escuelas

Critica que el ministro Wert, "más que como un toro, se haya comportado como un monaguillo obediente"

El Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha participado esta tarde, junto al Secretario General de la UGT, Cándido Méndez, en un acto de homenaje a Luis Gómez Llorente, el histórico dirigente socialista fallecido el pasado mes de octubre.

En dicho acto, celebrado en la sede del sindicato en Madrid, Rubalcaba se ha referido a la enseñanza de la asignatura de religión y su alternativa, que recoge la reforma educativa planteada por el Gobierno del PP, y ha expresado la negativa del PSOE a aceptar dichos planteamientos. “Si quieren volver atrás, a los 80 y resucitar la alternativa de Otero Novas, el PSOE dirá ‘No’”; “si quieren romper el consenso sobre la religión, los socialistas defenderemos que la religión salga del currículum de las escuelas y pase como en Francia a enseñarse cuando acaban los horarios escolares”.

“Creía que habíamos alcanzado un cierto consenso en el mundo educativo sobre la religión y su alternativa, hasta que vi –dijo Rubalcaba- el último borrador de la ley del ministro Wert que, más que como un toro, se ha comportado como un monaguillo obediente”.

Si el PP plantea la vuelta atrás, insistió, “nosotros nos sentimos legitimados para explicar a los ciudadanos que es hora de reconsiderar algunas cosas que se han mantenido durante la democracia en España, pero que probablemente ahora la derecha nos obligue a reconsiderar”.

Durante el acto, Rubalcaba ha destacado que Gómez Llorente era un “defensor de la escuela pública”, porque “es en la que mejor se combina calidad y equidad”, y “un defensor contundente de la escuela laica” y de la laicidad del Estado.

Rubalcaba ha recordado que durante los últimos meses era frecuente ver a Gómez Llorente “con la camiseta verde” en las manifestaciones en defensa de la escuela pública y aseguró que “él hoy nos diría cosa tan sencillas como que si no inviertes en educación te estás cargando el futuro; que segregar a edades tempranas es cruel con los niños; que un país serio es aquel que tiene igualdad de oportunidades, esto es, donde la gente llega tan lejos en educación como le lleve su interés y su inteligencia, con independencia de dónde hayan nacido y cual sea la cuenta corriente de sus padres; que educación y negocio son como el agua y el aceite, que no se mezclan; y nos diría que recortar en educación es lo último que puede hacer un país que tiene una crisis económica”.

Y añadiría “en relación a la ley de educación que nos ha presentado la derecha española, la educativa y la otra”, que “en la educación no hay que poner vallas, sino que hay que ayudar a los alumnos a saltarlas".