Rubalcaba avanza cuatro medidas para "prevenir y castigar" la corrupción y "dar transparencia" a los partidos políticos

El PSOE plantea la creación de una oficina anticorrupción, que la Audiencia Nacional lleve todos los casos en los que estén implicados cargos públicos y que las empresas no puedan hacer donaciones a los partidos

“La corrupción y la crisis tiene que tener una respuesta por parte de la izquierda porque es letal para la democracia” y el PSOE se ha puesto manos a la obra para elaborar un decálogo para luchar contra la corrupción. Así lo ha anunciado esta mañana en Bilbao el Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha insistido en que “además de pedir la verdad”, cuando surge un caso de corrupción, “hay que poner alternativas encima de la mesa”.

Y esas alternativas socialistas pasan por “prevenir, castigar, corregir y dar transparencia” a la vida pública, tanto de las administraciones como de los partidos políticos. “Cuando un cargo público se sienta en un banquillo, la cosa ya está mal” y por eso, la primera medida del PSOE es que hay que prevenir la corrupción. “Que la gente que quiera corromperse, tenga miedo, miedo a que le pillen, que si hace algo malo, le pueden pillar y sin que se entere”. Por eso, el Partido Socialista ha estudiado mecanismos de control que aplican en otros países y propone poner en marcha una Oficina Anticorrupción con un conjunto “de hombres de negro, que puedan entrar un día en tu despacho, sin avisar, y preguntar qué hace usted de la mañana a la noche”.

El líder de los socialistas se ha mostrado partidario de que sea la Audiencia Nacional la que lleve “todos los casos” de corrupción en los que estén implicados cargos públicos para dar “el máximo nivel y homogeneidad” a todos los procesos y los corruptos reciban su merecido. Castigo para los políticos que se corrompen, pero también para “los corruptores”. Y por eso Rubalcaba ha propuesto, en nombre del PSOE, que las empresas que estén implicadas en casos de corrupción “no puedan contratar con la administración mientras dure la sentencia correspondiente”.

Y la cuarta medida, también relacionada con las empresas y la “transparencia” de los partidos. El Partido Socialista pone sobre la mesa que las empresas “no puedan dar dinero a los partidos ni de forma privada ni pública”. “Que las empresas se dediquen a lo suyo: invertir para crear empleo y no puedan dar un euro a los partidos”, ha lanzado el Secretario General del PSOE.

Rubalcaba ha avanzado estas cuatro medidas contra la corrupción que forman parte de un decálogo que el PSOE está elaborando al respecto ante el caso Bárcenas, que “es el caso Gürtel, una hidra de siete cabezas” que “conducen al PP”. El Secretario General de los socialistas ve bien que el presidente del Gobierno y presidente del PP, Mariano Rajoy, presente sus declaraciones de la renta y de patrimonio, que “no le ha ido mal, por cierto”. “Pero tienen que explicar qué han hecho con la financiación del PP los 20 años que Bárcenas ha sido su tesorero”, el tema es “qué han hecho con la financiación irregular”, ha insistido.

Rubalcaba también se ha referido a Rajoy con respecto al presupuesto aprobado por el Consejo Europeo. Al socialista no le sirve que el Presidente se consuele con “que dice que a todos nos ha ido mal, pero a mí me ha ido un poco menos mal” y le pregunta al jefe del Ejecutivo: “¿Y Andalucía que pierde 1.000 millones?, ¿cómo le ha ido?, fatal”. El Secretario General del PSOE ha reiterado que la izquierda europea votará en contra de estas cuentas en el Parlamento porque es el momento de que la Unión Europea suba y no baje su presupuesto para favorecer el crecimiento y la creación de emp...