Rubalcaba avisa al Gobierno de que la revisión del Concordato será "una posición irreversible" del PSOE si siguen adelante con la reforma educativa y del aborto

El líder del PSOE lamenta el carácter segregador e ideológico de la reforma educativa y le pregunta al ministro "qué tiene que ver la calidad de la educación con que la religión puntúe para tener becas"

El Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido esta mañana al Gobierno de que la revisión de los acuerdos con la Santa Sede será “una posición irreversible” del PSOE en caso de que se apruebe la Ley Wert en los términos en los que el Ejecutivo la dio a conocer ayer y de que prosiga adelante también la reforma de la ley del aborto. Así se ha manifestado el líder socialista en el curso de su intervención en el cuarto diálogo de la Conferencia Política, Ganarse otra democracia, que se celebra este sábado en Oviedo.

Para Rubalcaba, la reforma educativa planteada por el gabinete conservador es la segunda que rompe los consensos y las reglas del juego, tras la laboral, “y no solo porque la Iglesia ha ganado” con la imposición de que la asignatura de Religión compute, sino porque, además, se están introduciendo “cambios profundos en la educación española que hemos construido durante mucho tiempo”. Para el líder socialista, estamos ante una “reforma ideológica” que por ello tiene “fecha de caducidad”, y ha advertido a las editoriales de libros de texto que “no cambien” los manuales porque el próximo Gobierno del PSOE derogará esta norma. Ha insistido en que “hemos gobernado muchos años con ese acuerdo, pero había un cierto consenso y si el PSOE cuestiona el acuerdo con la Santa Sede será una posición irreversible, lo haremos para siempre y la cambiaremos cuando gobernemos”, ha advertido.

El número uno del PSOE le ha preguntado al ministro Wert “qué tiene que ver la calidad de la educación con que la religión puntúe para tener becas o para entrar en Medicina”, y ha subrayado que esta imposición representa una vuelta a los años 80, como ya amenaza también el PP con la reforma de la ley del aborto, “y si la derecha española nos lleva a los 80, los socialistas nos sentimos legitimados para viajar a los 80” y exigir la revisión del Concordato.

Pérez Rubalcaba ha criticado además la reforma educativa por su carácter segregador, frente al modelo que defiende el PSOE de una educación que garantice la igualdad de oportunidades de forma que “la gente llegue tan lejos como pueda”, al tiempo que ha denunciado que el PP está beneficiando a la escuela privada frente a la pública.

“HACER FRENTE A LA ALUMINOSIS”

Aparte de esta reflexión sobre la reforma educativa y lo que representa, Rubalcaba ha destacado la importancia de este diálogo sobre democracia para avanzar en las reformas que necesitan tanto la democracia española como el sistema de partidos y el propio PSOE. Rubalcaba ha dicho que “lo más revolucionario que se puede hacer es una evolución inteligente y cambios para hacer frente a la aluminosis de nuestras instituciones y a las dificultades de nuestro partido”.

En línea con lo anterior, el líder socialista ha reconocido la desconfianza de la ciudadanía hacia la política porque “no resuelve sus problemas” en este momento de crisis. El PSOE, en este momento, tiene que ejercer “lo mejor que podamos” el papel democrático que le otorga el sistema: hacer una buena oposición y ofrecer consensos cuando son positivos para reforzar la democracia.

Respecto del contenido del documento que se debate en Oviedo, por el que ha felicitado al delegado federal para la Conferencia Política, Ramón Jáuregui, Rubalcaba ha apuntado que se apoya en tres grandes objetivos: la transparencia, la participación y la dación de cu...