Rubalcaba avisa de detenciones y multas a quien "perjudique la vida de los ciudadanos"

Garantiza a los ciudadanos el suministro de alimentos, combustible y otros productos básicos

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió este miércoles de que el Gobierno empleará "máxima firmeza" contra quienes "perjudiquen la vida de los ciudadanos" por el paro de transportes que sigue parte del sector.

Rubalcaba cifró en 25.100 los agentes de las Fuerzas de Seguridad destinados a este cometido, que, añadió, efectuarán detenciones e impondrán sanciones y multas. "Tienen la instrucción de actuar con la máxima firmeza dentro de la Ley", dijo Rubalcaba sobre los agentes de Seguridad.

En este sentido, el ministro enmarcó las 34 detenciones que se acababan de producir en la A-1, poco antes de su comparecencia ante los medios, a las que hay que sumar las 17 de ayer. Dijo que "no es constitucional" perjudicar la rutina de los ciudadanos ni alterar el orden público, en referencia a los piquetes, que calificó de "ilegales".

Preguntado sobre cuál es el criterio para que los agentes intervengan, ya que hoy se ha multiplicado el número de detenidos en relación a los dos primeros días de la huelga, Rubalcaba reiteró que el de garantizar los derechos de los ciudadanos.

Sobre las multas dijo que serán de carácter individual y que afectarán, por ejemplo, a los camioneros estacionados ilegalmente en la carretera, que se agravarán si esas detenciones suponen "un peligro" para el resto de conductores.

El titular de Interior lanzó un mensaje a los ciudadanos, garantizándoles que podrán circular libremente, acceder a los servicios públicos esenciales y abastecerse de los productos básicos, así como de combustible. Dijo que para ello están los 18.500 guardias civiles y los 6.600 policías nacionales.

Habló el ministro de las gasolineras de la Comunidad de Madrid, de las que dijo, citando fuentes de la patronal, que el 80 por ciento no tienen problemas de abastecimiento. Reconoció "algún problema" en Cataluna la noche del lunes, pero añadió que ya está solucionado, al tiempo que enmarcó el posible desabastecimiento en algunos puntos en la afluencia masiva de consumidores a las estaciones de servicio. "La gente se ha asustado", dijo Rubalcaba, quien también dijo comprender la actitud de los consumidores.

A los distribuidores, les reiteró que contarán con escolta policial si tienen dificultades para trasladar sus productos. Así, dijo que ya se viene realizando protección de transportes de alimentos, combustible y productos sanitarios. Así, conminó a las empresas que tengan problemas para mover sus productos a que contacten con delegaciones y subdelegaciones del Gobierno para solicitar escolta policial, de las que se han realizado 2.953 hasta las 8 de la mañana de hoy.

Rubalcaba reconoció que "quizá" el Ministerio del Interior ha cometido "un error" en no informar públicamente de la actuación que estaban llevando las Fuerzas de Seguridad, lo que provocó "cierta sensación de que no se hacía nada".