Rubalcaba: Batasuna no estará en las elecciones sin romper inequívocamente con ETA

Asegura que la lucha terrorista no se ha modificado "ni una coma", ni se va a modificar_x000D_

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reiterado hoy que no ha cambiado la lucha antiterrorista, que no ve riesgo de ruptura con el PP en esta materia y que Batasuna no estará en las elecciones si no demuestra "inequívocamente" que ha dejado de ser un apéndice de la banda.

En declaraciones a la Ser, el vicepresidente primero del Gobierno y titular de Interior ha pedido prudencia a los responsables políticos tras las declaraciones de los últimos días sobre la posibilidad de que esté próximo el fin de ETA y ha recalcado que no ha cambiado nada ya que la lucha terrorista no se ha modificado "ni una coma", ni se va a modificar.

Rubalcaba ha insistido en que el debate lo tiene que tener en todo caso Batasuna y ha reiterado que esta formación sólo tiene dos opciones para recuperar la legalidad: "o convence a ETA de que abandone definitivamente la violencia o Batasuna deja definitivamente a ETA. Esos son los dos únicos caminos que existen".

El ministro del Interior ha asegurado que Batasuna no estará en las próximas elecciones municipales, salvo que demuestre "inequívocamente, fehacientemente que ha dejado de ser un apéndice de ETA".

Los dirigentes de Batasuna, ha señalado, tienen que tener claro que deben cumplir las reglas de la democracia "claramente, sin subterfugios y sin ambigüedades".

Rubalcaba ha negado que esté en peligro la unidad de acción con el PP en materia antiterrorista y ha recordado que "no es el gobierno el que legaliza o ilegaliza, son los tribunales".

"Parece mentira, -ha comentado- hoy he oído a Aznar que da la impresión de que la decisión es del Gobierno. No, la decisión final es de los tribunales, tienen que decidir si se ha roto el cordón umbilical que une a ETA con Batasuna".

Sobre la posibilidad de que pueda haber un nuevo comunicado de ETA, el ministro ha dicho: "no sabemos nada de lo que vaya a hacer" la banda. Sin embargo, ha advertido: "no hacemos favor a la lucha antiterrorista si nos podemos a discutir una y otra vez si va a haber comunicados, si no va haber, si va a haber tregua, si no va a haber".

Para Rubalcaba, la palabra tregua ha desaparecido: en los escombros de la T-4 "quedaron dos personas a las que no olvido y la palabra tregua, que ya no vale, tiene que ser el abandono definitivo de la violencia".

 

El número dos del Gobierno ha afirmado que existen mediadores, pero ha subrayado que esta mediación no es entre el Ejecutivo y ETA porque "el Gobierno ni la ha reclamado, ni la quiere ni la necesita" sino entre Batasuna y ETA: "que se arreglen ellos", ha dicho antes de insistir en que el problema de la formación ilegalizada es la organización terrorista.