Rubalcaba: "Con Rajoy los controladores ganarían más y trabajarían menos, mantendrían sus privilegios"

Austeridad, reformas, cohesión social y convicción, son los principios para la salida de la crisis económica_x000D_

Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del Gobierno y miembro de la Ejecutiva del PSOE, ha rechazado hoy en un acto en Valencia la actitud del Partido Popular y de su presidente, Mariano Rajoy, ante la crisis provocada por los controladores aéreos. Rubalcaba ha asegurado que el Gobierno ha hecho lo que otros gobiernos no se atrevieron hacer hasta ahora, que es acabar con los privilegios de los controladores aéreos, y que ante un conflicto como este el PP habría hecho lo que ya hizo en 1999.

“Con Rajoy este conflicto”, ha afirmado el ministro del Interior, “se hubiera resuelto como en 1999, con controladores que cobran más y trabajan menos, manteniendo privilegios, que es lo fácil”. Pero el Gobierno del PSOE, ha añadido, ha actuado de forma decidida para poner fin “al chantaje” de este colectivo. “No es un problema de talante, es un problema de principios”, ha sentenciado.

Rubalcaba ha resaltado el momento de crisis económica, en el que sufren más los que menos tienen, en el que se ha producido el conflicto de los controladores. Un factor añadido que obligaba al Gobierno a poner fin al “chantaje” de los controladores”. En este sentido, ha remarcado que el Gobierno socialista quiere salir de la crisis “manteniendo la agenda social”, porque “no es lo mismo salir de la crisis por la izquierda que por la derecha”, además de impulsar una reforma laboral que lo que pretende es garantizar un empleo estable a todos los trabajadores, especialmente a los más jóvenes, y acabar con la precariedad.

“Austeridad, reformas y cohesión social”. Estos son, señaló Rubalcaba, los principios que rigen la acción y la “convicción” del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para “la salida social” de la crisis. Austeridad para reducir la deuda del país; reformas para mejorar las condiciones de los trabajadores; y cohesión social para que deje de repetirse el principio de que, en etapas de crisis económica, “las ganancias siempre se privatizan y las pérdidas siempre se socializan”. Por ello el Gobierno mantiene la mayor cobertura de paro de la historia del país, la ley de dependencia y el poder adquisitivo de los pensionistas, señaló entre otros compromisos sociales. 

La receta imposible del PP: “la paella madrileña”

Rubalcaba expuso como ejemplo de la “desfachatez” del PP los gobiernos autonómicos de Esperanza Aguirre en Madrid y de Francisco Camps en Valencia. A los que describió, irónicamente, como una “paella madrileña”, una “receta imposible”. Frente a las mentiras y a la manipulación de esos gobiernos del PP, frente a esa receta imposible, Rubalcaba animó a los socialistas a dar “la batalla de la verdad”, la “mejor arma de destrucción masiva” en política, afirmó el vicepresidente primero del Ejecutivo.

Por último, Rubalcaba incidió en que hay que movilizar a los votantes del PSOE, porque la estrategia del PP es sencilla: “que nuestros votantes se queden en casa y que los suyos vayan a votar en masa”. Como ejemplo de las consecuencias que esa actitud, no ir votar, supondría para España recordó lo que está sucediendo en Reino Unido. Las movilizaciones de los jóvenes británicos, expuso, frente al recorte de las becas y los demás restricciones sociales emprendidas por el Gobierno conservador de David Cameron, se deben a que ahora se están preguntando por qué no fueron a votar. Así que, afirmó, “si sie...