Rubalcaba cree que el problema de Europa es la situación en Grecia y propone una serie de medidas para que la Unión pueda defenderse de los especuladores

Propone la creación de una agencia europea de calificación de riesgos y apuesta porque la Unión se blinde frente a los especuladores emitiendo eurobonos y permitiendo al Fondo de Rescate la compra de deuda en el mercado secundario_x000D_ _x000D_ _x000D_

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha expuesto ante los parlamentarios socialistas, las decisiones que, a su juicio, debe adoptar la Unión Europea en su reunión del próximo jueves. Una reunión que calificó de “importantísima”, en la que la eurozona “se juega una parte de su futuro económico y político” y donde se verá, claramente, “si hay una voluntad política o no en los países de la UE de defender y avanzar en un modelo de construcción” que, en su opinión, dejamos “a medias”.

Para el candidato, primero sería conveniente pedirle a Europa –tal y como van a hacer el Gobierno español y los socialista europeos-, que, de una vez por todas, “resuelva la crisis griega” y lo haga “con números creíbles”.

Lejos de quedarse ahí, Rubalcaba consideró también que el “eurobono” es “absolutamente imprescindible” para “defendernos de los ataques especulativos” contra el euro. El candidato socialista es consciente de que esa fórmula tardará varios meses en poder materializarse y por ello, mientras tanto, cree que habría que “permitir al Fondo de Rescate la compra de deuda en el mercado secundario”, porque es también “una forma de defender nuestra moneda”.

Otra de las cosas que, según Rubalcaba, “conviene decirle” a Europa es que, “puesto que los stress test a los bancos han dado buen resultado, el sistema financiero europeo tiene que colaborar al desarrollo y a la estabilidad europea”. Y, finalmente, pedirle a la Comisión Europea que “corra” y ponga ya en funcionamiento una agencia de rating europea, “que diga lo que de forma independiente, Europa piensa sobre el estado de sus entidades financieras y económicas”.

“Creo que éste es el eje, los cuatro puntos que debemos pedirle a Europa que haga. Y todo ellos son decisiones, con un trasfondo económico evidente, pero que tienen un profundo carácter político”, porque, una vez más, es la política “la que tiene que resolver un problema” cuyo origen también ha sido político.

Respecto a las razones por las que no han parado los ataques especulativos contra países de la Unión, Rubalcaba aseguró que “el problema no es España, ni Italia, ni el sistema financiero”, sino Grecia. Por ello cree que “hasta que no lo resolvamos”, no veremos el final de este proceso, “más allá de que, algunos” –en clara referencia a los dirigentes del PP y de otros partidos conservadores europeos- “estén siempre pendientes de lo mismo: de ver cómo nos echan una mano al cuello a los gobiernos socialistas”.

Acercar ciudadanos y representantes políticos

Rubalcaba centró buena parte de su intervención en plantear medidas para acabar con el desapego de la política que siente una parte importante de la ciudadanía. Con este fin, el candidato socialista propuso “convertir” la actual Comisión de Peticiones del Congreso, en una “Comisión de Participación” ciudadana.

Rubalcaba ha dicho que la actual Comisión de Peticiones no es propia de un parlamento “del siglo XXI” y ha abogado por adoptar “fórmulas” como las que ya existen en otros parlamentos autonómicos o europeos, que mejoren y hagan más directa y cercana “la relación entre el Parlamento y los ciudadanos”, tal y como “la gente está de...