Rubalcaba destinará el impuesto de las grandes fortunas a abaratar la contratación

También redistribuirá las desgravaciones del Impuesto de Sociedades para que también lleguen recursos a las PYMES y los autónomos

“Redistribuir”. Con este verbo Alfredo Pérez Rubalcaba ha descrito la política de empleo con la que el Partido Socialista se presenta a las elecciones del 20-N. El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno ha detallado, ante más de 5.000 personas en un mitin en Murcia, cuál es su fórmula para crear empleo. En primer lugar, se opone al abaratamiento del despido que “propone la CEOE y que al PP tanto le gusta”. Los socialistas apuestan por “abaratar la contratación a jóvenes y desempleados” y eso se consigue gastando “dinero público”. “No se trata de abaratar el despido sino de abaratar la contratación con recursos públicos, que es lo que vamos a hacer los socialistas”, ha asegurado Rubalcaba.

Y ha detallado los elementos que incluye esta fórmula para conseguir crecimiento. Por un lado “tenemos que ser austeros”, pero “alguien tiene que pagar” y por eso, Rubalcaba pedirá “un esfuerzo a los que tienen rentas y patrimonios más altos para que, con un impuesto que paguen, se pueda financiar” el empleo de jóvenes y parados de larga duración. De esta forma se “redistribuye” el impuesto a las grandes fortunas y se convierte en “subvenciones para que las empresas” contraten.

Y el líder de los socialistas ha añadido un mensaje para Mariano Rajoy. Si tanto defiende el líder de los ‘populares’ la austeridad, que la defienda “para todos”. “Si usted está tan enamorado de la austeridad, empiece por pedírsela a los que tienen grandes fortunas. Que parte de esas grandes fortunas las dediquen a la gente que no tiene empleo”, ha lanzado Rubalcaba.

Dispuesto a ayudar al tejido empresarial con más dificultades, PYMES y autónomos, a crear empleo, Rubalcaba ha vuelto a emplear el verbo redistribuir. “¿De dónde vamos a sacar el dinero para favorecer a pequeñas y medianas empresas? Lo vamos a sacar redistribuyendo las desgravaciones” que provienen del Impuesto de Sociedades que “en este momento sólo van a las grandes empresas”. “Es un ejercicio de redistribución”, el PSOE va a decirles a las empresas grandes que “recibirán un poco menos de desgravación” para “poder potenciar a las PYMES y autónomos”.

Además, Rubalcaba ha fijado un objetivo más para adelantar la recuperación del país “con recursos públicos”: la lucha contra el fraude fiscal. El año pasado, la labor de los inspectores de Hacienda consiguió que aflorarán 10.000 millones de euros, pero hay que hacer mucho más: “Cuando tomé posesión como ministro del Interior, me comprometí a bajar la delincuencia y la bajé. Ahora me comprometo a luchar contra el fraude fiscal y hacer que la gente que defrauda mucho dinero pague, y lo haré porque sé cómo hacerlo”, zanjó.

 

La Región de Murcia, “laboratorio” del PP

El líder de los socialistas ha apuntado que España tiene que luchar por salir de una crisis internacional con un lastre, el que dejó la burbuja inmobiliaria, muy palpable en la Región de Murcia. “Ha sido el laboratorio del ladrillo del PP”, ha declarado Rubalcaba. Y esa burbuja también trajo consigo la corrupción, “hay una relación casi directa entre los metros de hormigón y la corrupción” y “hay que prevenirla”.

Rubalcaba ha recordado que los murcianos padecen, por un lado una elevada tasa de desempleo, debido a la crisis de la...