Rubalcaba desvela que sus dos nuevos impuestos a la banca y a las grandes fortunas permitirán recaudar 2.500 millones de euros que dedicará a crear empleo

Afirma que sale “a ganar”, que hará propuestas creíbles y que explicará cómo piensa financiar cada una de las iniciativas_x000D_

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno desgranó esta mañana algunas de sus propuestas en materia económica y fiscal. En una entrevista en la Cadena SER, Alfredo Pérez Rubalcaba anunció que incluirá en su programa electoral dos nuevos impuestos –para la banca y para las grandes fortunas- con los cuales prevé recaudar 2.500 millones de euros que destinará a fomentar la creación de empleo.

En su primera entrevista en el arranque del curso político, Rubalcaba fue tajante al asegurar que no va a “tocar” los impuestos que afectan a las clases medias y a los trabajadores. Sin embargo, considera que, ante la situación de crisis y la necesidad de recursos, es necesario que quienes “más tienen” hagan un esfuerzo. Es por ello por lo que justifica la necesidad del impuesto a la banca, para que, “cuando acaben su reestructuración” tengan que “aportar” más para ayudar los que más están sufriendo la crisis. Con este impuesto al sector bancario, el dirigente socialista espera recaudar más de mil millones de euros. Un impuesto, ha recordado, que no es nuevo y que se viene aplicando en países europeos como Alemania o Francia.

Dentro de sus planteamientos fiscales, el segundo nuevo impuesto que establecerá el candidato a la Presidencia del Gobierno gravará a las grandes fortunas. Se trata, según Rubalcaba, de restablecer el impuesto sobre el Patrimonio, pero con una diferente formulación para que no grave a las clases medias, sino a las grandes fortunas. Por este concepto estima recaudar más de 1.400 millones de euros.

En total, por tanto, Rubalcaba espera contar con 2.500 millones de euros, que tendrán un fin claro: emplearlos para ayudar a las empresas a generar empleo.

RUBALCABA VS RAJOY

En clave electoral, Rubalcaba señaló que la ciudadanía el 20-N deberá decidir a quién quiere de presidente: a él o a Rajoy. “Los dos tenemos experiencia de gobierno (…) Los dos hemos hecho frente a diferentes crisis, y por tanto pueden comparar” entre un Rajoy que se enfrentó a la “crisis del Prestige” o a un Rubalcaba que hizo frente “a la crisis de los controladores”. Los ciudadanos deberán elegir a quién prefieren para afrontar una situación difícil “en España, en Europa y en el mundo”.

Rubalcaba afirmó que en esta campaña electoral va a “salir a ganar” con un programa serio y riguroso “con la marca PSOE-Rubalcaba”. Un programa “para gobernar” en el que explicará a la gente qué quiere hacer, con qué recursos y con qué prioridades. Y en este último sentido, remarcó que defenderá la educación y la sanidad públicas, estableciendo con claridad cómo financiarlas para poderlas preservar y que no sufran ningún recorte. Educación como elemento de futuro “para salir de la crisis”. En lo referente a la sanidad, repitió su oposición tajante a la implantación del copago.

ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA EN LA CONSTITUCIÓN

El líder socialista explicó que la reforma constitucional que acaba de pasar su primer trámite en el Congreso de los Diputados busca lanzar un mensaje de confianza a los mercados al incluir en la Carta Magna el principio de estabilidad presupuestaria. Rubalcaba se hizo eco de la gravedad de la coyuntura mundial con un repaso a las situaciones que han afectado este verano a países tan poderosos como Estados Unidos, Francia o Alemania.

Rubalcaba negó con rotundidad que Espa&nti...