Rubalcaba dice que Díez defiende cosas distintas a cuando era consejera vasca

Afea al PP que lleve al Congreso "debates tóxicos" sobre su persona y no sobre lo que preocupa a la gente

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado hoy a la diputada de UPyD, Rosa Díez, de "incoherencia" por defender ahora cosas"taxativamente" distintas a las que propugnaba cuando fue consejera del Gobierno vasco con José María Ardanza, del PNV, como lehendakari.

Rubalcaba ha respondido en estos términos a una pregunta de Rosa Díez en la sesión de control al Gobierno del pleno del Congreso, en un "cara a cara" muy agrio, en el que la portavoz de UPyD le ha culpado de ser el responsable de que "los testaferros de ETA estén hoy en las instituciones vascas".

Frente a esas palabras, el también ministro del Interior ha replicado que de lo que sí se siente "absolutamente responsable" es de que ETA esté "en el peor momento de su historia".

Díez también le ha corresponsabilizado, junto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la crisis actual que empobrece el presente de los españoles y lastra su futuro y ha subrayado que "ha sido tan cómplice del desaguisado que ahora mismo no sabría decir quién ha sido el chef y quién el ayudante".

Una comparación que le ha permitido luego al vicepresidente echarle en cara a Rosa Díez haber sido ella el chef que permitió hace unos días que en una marisquería de Madrid se fraguara un acuerdo entre el PP y UPyD para desalojar al PSOE de la Alcaldía de Getafe.

En cualquier caso, Rubalcaba ha asegurado que "sí, aturalmente" se siente corresponsable de las políticas del Gobiernoen estos años y lo hace porque es una persona coherente.

Por contra, ha hecho notar que Díez defiende ahora políticas distintas a las que propugnaba cuando formaba parte del Gobierno vasco y ha lamentado no poder preguntarle a la diputada a ese respecto en el Congreso.

"NP VOY A HACER DEBATES TÓXICOS PARA LA DEMOCRACIA"

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reprochado este miércoles al PP la acumulación de preguntas parlamentarias centradas en su persona y en sus cargos en lugar de sobre lo que preocupa a los españoles. Rubalcaba ha emplazado a la portavoz 'popular', Soraya Sáenz de Santamaría, a hablar de empleo y le ha advertido: "No voy a hacer debates tóxicos para la democracia".

En un debate bronco y salpicado de interrupciones, Rubalcaba ha dejado claro que no le preocupa la "virulencia" del PP contra él, pero ha avisado de que "los debates de dentro se ven fuera" y de que se niega a dar más titulares de "nuevo rifirrafe" entre ambos dirigentes.

"Si los políticos empezamos a no gustar a la gente, entre otras cosas es porque de lo que hablamos aquí tiene poco que ver con la gente, porque no resolvemos ningún problema", ha agumentado.