Rubalcaba dice que el Gobierno no ampara torturas y tilda de "incierta" y "muy grave" la resolución del Parlamento vasco

Recuerda que el diálogo de Zapatero e Ibarretxe estará "limitado" por las normas y procedimientos constitucionales

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró este sábado que el Gobierno "no ampara nada, y mucho menos las torturas", en alusión a la resolución aprobada ayer por el Parlamento vasco, que dice "cosas inciertas" y "muy graves" acusando al Ejecutivo de amparar torturas a etarras detenidos.

En declaraciones a los periodistas tras la presentación de las nuevas patrulleras del servicio marítimo de la Guardia Civil en Cádiz, Rubalcaba afirmó que "todo el mundo sabe que ETA da instrucciones a sus militantes de denunciar torturas inmediatamente después de ser detenidos". A pesar de ello, aseguró que "se investigan todas".

En este sentido, recalcó que las denuncias a las que se refería ayer la Cámara vasca --las presentadas por Igor Portu y Mattin Sarasola, presuntos autores del atentado de la T-4-- "están investigándose en este momento en sede judicial".

Finalmente, el ministro reiteró que "los primeros y más interesados en que esas investigaciones se lleven a cabo y que el Estado de derecho actúe en este caso son la Guardia Civil y el Gobierno" ya que "la realidad" es que "aquí no se ampara nada y mucho menos las torturas", sentenció.

ENCUENTRO ZAPATERO-IBARRETXE

Sobre la reunión que mantendrán el martes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe, para analizar la propuesta de celebrar una consulta popular sobre el futuro del País Vasco, el ministro aseguró que el Ejecutivo demuestra que está "dispuesto a dialogar" aunque advirtió que el diálogo estará "necesariamente limitado por nuestras normas constitucionales y nuestros procedimientos constitucionales".

Rubalcaba destacó que Zapatero "ha demostrado que está dispuesto a dialogar", teniendo en cuenta que será la novena entrevista que mantiene con el lehendakari. Lo que ocurre, añadió, es que ese diálogo "tiene unas reglas" en el marco de la Constitución, y "esas reglas no se las puede saltar nadie".

Según dijo, una de estas reglas es la Constitución, sus normas y procedimientos y la segunda es "una regla no escrita, pero que políticamente es evidente", que consiste en que "todos los acuerdos tienen que ser siempre para mejorar la convivencia" y, como se trata de mejorar la convivencia en el País Vasco, "lo razonable es que los acuerdos se consigan primero y sobre todo en el País Vasco".

Finalmente, recalcó que Zapatero es "el primer interesado en dialogar", aunque puntualizó que ese diálogo debe estar "necesariamente limitado por nuestras normas constitucionales y por nuestros procedimientos constitucionales".

DESTACA EL "VALOR" Y "DIGNIDAD" DE LA VIUDA DE PIÑUEL

Por otro lado, Rubalcaba calificó con las palabras "valor" y "dignidad" las declaraciones realizadas el viernes por María Victoria Campos, la viuda del guardia civil asesinado en Legutiano (Alava) por ETA Juan Manuel Piñuel, que también consideró "un acicate" para seguir trabajando.

Rubalcaba se refirió a la viuda de Piñuel como "una persona que honra a la Guardia Civil y que honra a todos los españoles", más aún viendo "cómo se expresa quien ha perdido a su marido hace 48 horas".

El ministro del Interior aseguró que la Guardia Civil está trabajando en la investigación del ...