Rubalcaba: el programa del PP está hecho con "ambigüedad calculada"

El candidato cree que si Rajoy "dice lo que va a hacer, igual se encuentra con un sonoro no de los españoles"

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha denunciado que el programa del PP de Rajoy está hecho con “ambigüedad calculada: si dice lo que va a hacer, igual se encuentra con un sonoro no de los españoles; por eso la ambigüedad calculada”.

En un multitudinario mitin celebrado en Alicante, en el que también tomaron la palabra Jorge Alarte y Leire Pajín, el dirigente socialista puso el acento en la falta de concreción del programa conservador, después de que “hoy hayamos conocido el preprograma, o avance de programa, o programa de programa” del líder conservador. Entre las propuestas conocidas del PP, algunas “cosas claras: voy a bajar impuestos a las rentas del capital, pero, para que nadie diga nada, también voy a bajar a los trabajadores, eso sí, a los trabajadores, los salarios. En eso hay que agradecerle la claridad”, ironizó el líder socialista.

Rubalcaba cargó contra la falta de claridad de Rajoy, pero advirtió de que sus presidentes autonómicos actúan como “avanzadilla” de las políticas que pondría en práctica el presidente del PP si llegara a La Moncloa. “No dice lo que va a hacer. Pero es verdad que lo que no dice Rajoy, lo hace Fabra. Lo que Rajoy oculta, nos lo cuenta Cospedal. Cuando Rajoy calla, Feijoo otorga”, abundó, en alusión a los recortes practicados por las administraciones regionales conservadoras. En ese sentido, el político socialista defendió los servicios públicos como la sanidad o la educación, porque “una cosa es ahorrar y otra recortar derechos. Una cosa es ahorrar medicamentos y otra cosa es cerrar quirófanos. Lo primero ahorra y lo segundo recorta derechos de aquellos que necesitan los quirófanos. Son dos cosas distintas”.

El candidato socialista volvió a repasar sus recetas socialdemócratas para facilitar la creación de empleo en tanto no se produzca una reactivación económica. Ahí incluye incentivos públicos para facilitar a las empresas la contratación de mujeres, jóvenes y parados de larga duración, mediante la dotación de recursos que deberían salir de “aquellos que tienen más recursos y que han sufrido menos la crisis”, las grandes fortunas, y la tasa a los bancos una vez que concluyan su reestructuración.

En el transcurso de su discurso, y al hilo del discurso de Leire Pajín, Pérez Rubalcaba hizo bandera de los avances logrados en materia de igualdad entre sexos. Precisamente en políticas de igualdad, Rubalcaba llamó a defender la ley de interrupción del embarazo aprobada por el Gobierno de Zapatero, y advirtió contra las pretensiones de Rajoy de volver a la normativa del año 85. Rubalcaba remarcó que las mujeres “tienen derecho a interrumpir libremente su embarazo” y emplazó a Rajoy a “que diga lo que va a hacer, para que podamos confrontar posiciones”.

El candidato también condenó la pretensión del PP de volver al modelo económico del 96, que fue el que alentó una burbuja inmobiliaria “y mucha especulación y mucha corrupción, que tienen que desaparecer de la vida pública”. Para impedir la corrupción, con casos bien conocidos en la Comunidad Valenciana, Rubalcaba es partidario de establecer “controles previos” que la eviten.

Ante los miles de simpatizantes y militantes socialistas congregados en Alicante, el candidato, echando mano del eslogan de campaña, llamó a “pelear” por los valores socialistas, los mismos que inspiraron a Pablo ...