Rubalcaba: "España necesita austeridad, reformas y cohesión social y las tres cosas son incompatibles con las actitudes y los principios políticos de Rajoy"

El ministro del Interior apuesta por las medidas puestas en marcha por el Gobierno para garantizar el Estado del bienestar

España necesita “reformas para aprovechar al máximo” la recuperación económica y “para reformar hay que tener ideas, voluntad política y perseverancia, justamente tres cosas de las que Rajoy carece”. Así se ha expresado el ministro del Interior y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ante los alcaldes y ediles socialistas de Castilla y León.

En Burgos, Rubalcaba ha insistido en que “España necesita austeridad, reformas y cohesión social” para salir fortalecidos de la crisis y estos elementos “son incompatibles con las actitudes y los principios políticos de Rajoy”. Para el responsable socialista, el líder del principal partido de la oposición “no es el hombre” para acometer los cambios que la economía española necesita porque no piensa en el bien del país sino “en sus propios intereses”. “Rajoy está a lo que está, a que la crisis le lleve en volandas a La Moncloa”. Por eso, Rubalcaba ha recordado que el ‘popular’ es “la persona que más menciona la palabra reforma sin apuntar ninguna” para después votar en contra de todo lo que se propone en el Parlamento.

Rajoy, por un lado, aguarda a que la crisis le beneficie y, por otro, “se esconde para que la gente no recuerde” lo que dijo sobre Cataluña la legislatura pasada. Para Rubalcaba, Rajoy, “con el España se rompe”, demostró su “irresponsabilidad”. “Incapacita para gobernar un país utilizar las tensiones territoriales como lo ha hecho Rajoy” ha dicho el dirigente socialista, que recomienda al presidente del PP que no se esconda ante Cataluña “porque hay que escuchar con quien convives y España es una familia”.

Rubalcaba se ha mostrado convencido de que el Partido Socialista sacará a España de la crisis “aunque tengamos que hacer solos”, como ya ocurrió con las reformas económicas y sociales acometidas por los gobiernos del PSOE de las décadas de los 80 y los 90. El ministro tiene muy claro que el Ejecutivo de Zapatero ha tomado medidas “difíciles”, pero que los ciudadanos comprobarán que son para “garantizar el Estado del bienestar del futuro”. Por eso el Gobierno seguirá trabajando para hacer más sostenible y competitiva la economía española, apostar firmemente por la formación de los trabajadores para que la economía tenga unos pilares más sólidos y reformar el mercado laboral para acabar con la precariedad de los contratos.