Rubalcaba: "Este es un Gobierno con un presidente y 15 portavoces"

Dice que "quedan momentos duros" para la economía, pero pide "confianza", no basada en "la macroeconomía" sino en "la experiencia"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido este viernes a todos los miembros de su nuevo Ejecutivo que compartan "plenamente" el proyecto de todo el Gobierno y que se empleen en explicar no sólo sus políticas, sino las de todos los ministros. "Este es un Gobierno con un presidente y 15 portavoces, porque todos los ministros van a hablar de lo suyo y de lo de todos", ha resumido el portavoz del nuevo Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En su primera comparecencia después de un Consejo de Ministros -de los gobiernos de Zapatero, ha puntualizado él mismo--, Rubalcaba ha relatado que el presidente ha explicado a los ministros las razones del cambio de Gobierno y ha subrayado su empeño en mejorar la coordinación, explicar bien las reformas e implicar a los ciudadanos en el proyecto "reformista".

El vicepresidente no ha querido atribuir su nombramiento a que él sea o no mejor comunicador que su antecesora, María Teresa Fernández de la Vega -ha tachado de "correctas, correctísimas" las pautas de comunicación del equipo anterior-- y ha explicado que el cambio en la comunicación y en la coordinación del Gobierno reside más bien en esa petición de Zapatero de "que todo el mundo se implique en todo". "Coordinación no es sólo que las leyes salgan", ha señalado, antes de remachar: "Nada se coordina mejor que aquello que se comparte plenamente".

A modo de ejemplo, ha mencionado que las reformas en materia de Justicia son importantes para la economía, y que la idea es que cuando su titular las explique ponga el acento también este aspecto. Recuperación económica y creación de empleo, ha reiterado Rubalcaba, son las prioridades del Ejecutivo.

La tesis del Gobierno es que la explicación de las reformas es importante porque se trata de reformas "estructurales" --"no vamos a salir de la crisis haciendo lo mismo"-- y, para ser exitosas, deben ser asumidas y compartidas por los ciudadanos. Según Rubalcaba, no se puede confiar en que una reforma laboral tenga "éxito completo" sin la "anuencia" de los sindicatos y trabajadores.

NO PIDEN "UN CHEQUE EN BLANCO"

Por eso, ha dicho, Zapatero ha llevado al Gobierno gente con experiencia política y con capacidad de explicación, porque, aunque "gobernar no es pedir un cheque en blanco a los ciudadanos, ni pretender que los ciudadanos aplaudan", no se puede renunciar a explicar el porqué de las reformas, algunas de las cuales suponen "sacrificios".

"Estamos iniciando la recuperación, esto no quiere decir que quede poco ni que lo que quede sea fácil, no va a ser así. Quedan momentos duros y difíciles pero estamos iniciando la recuperación", ha manifestado. Así, ha apuntado que una de las prioridades del nuevo Gobierno será transmitir que tiene "confianza" en la recuperación y que así lo entiendan los operadores económicos, los mercados y los ciudadanos. Una confianza que no se basa, según ha dicho, "en la macroeconomía, los indicadores y los mercados", sino "en la experiencia": "Cuando los españoles hemos tenido problemas siempre hemos salido adelante", ha resumido.

En su primera comparecencia como portavoz, Rubalcaba ha empezado por aplicar su propio estilo y ha adelantado que cada viernes sólo expondrá los acuerdos del Consejo que tengan más interés general -del resto se informará por escrito--. Además, se ha detenido a hacer una defensa general de la "austeridad" y la &...