Rubalcaba exige al Gobierno "que dialogue y se siente a negociar con los agentes sociales" la reforma laboral

En la "Declaración de Oviedo" el PSOE rechaza la reforma laboral y constata que el PP utiliza la crisis "como coartada para desmantelar el modelo de bienestar"

La ofensiva política del PSOE en torno a la reforma laboral que convalidará la semana que viene el Congreso de los Diputados ha sido uno de los temas que ha analizado, y apoyado, el Consejo Territorial que se ha reunido hoy en Oviedo.

En este sentido, el Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió una vez más al Gobierno “que dialogue y que se siente a negociar” con los agentes sociales antes de que el decreto ley de la reforma laboral inicie el trámite parlamentario, porque “el dialogo y la negociación han sido la base de nuestro sistema de relaciones laborales durante toda la democracia” y este sistema está en el origen de la “paz social que nuestro país ha disfrutado durante muchos años y de buen parte de nuestra prosperidad”.

Durante su comparecencia ante los medios junto al nuevo coordinador del Consejo Territorial, Javier Fernández, Rubalcaba denunció la falta de diálogo en este proceso, porque el Ejecutivo de Rajoy “no se ha sentado con los sindicatos y los empresarios”, por lo que insistió en reclamar “que el gobierno explore todas la vías de negociación con los agentes sociales, especialmente con los sindicatos” antes de la aprobación esta semana del decreto ley de la reforma laboral.

Reiteró que el PSOE va presentar una enmienda de totalidad a la reforma laboral con texto alternativo, donde pondrá sobre las mesa sus propuestas que tendrán dos elementos de referencia: el primero, el acuerdo que firmaron hace unas semanas sindicatos y empresarios en materia de moderación salarial y negociación colectiva, “un camino que el Gobierno tenía que haber recorrido -apuntó- en lugar de cargarse el acuerdo para hacer una ley donde se olvida de lo más importante que es la capacidad de negociación de las partes y , por tanto, de la capacidad de llegar a acuerdos, que ha sido la base de nuestro sistema de relaciones laborales durante toda la democracia”.

El segundo elemento de referencia para la alternativa del PSOE a la reforma laboral –explicó Rubalcaba- es el programa electoral socialista, “donde había muchas propuestas dirigidas fundamentalmente a las creación de empleo y a las pequeñas y medianas empresas y emprendedores”.

El rechazo a la reforma laboral es uno de los acuerdos que ha tomado el Consejo Territorial de hoy, a través de la “Declaración de Oviedo”.

LA DECLARACIÓN DE OVIEDO

El documento aprobado por este órgano federal insiste en que la postura del PSOE sobre la anteriormente mencionada reforma laboral es “su firme decisión de oponernos activamente en todos los ámbitos de nuestra acción política”.

Por otro lado, el texto declara que el PSOE “apoya todo aquello que contribuya a controlar y reducir el déficit, especialmente en las CCAA y Ayuntamientos”, pero, como especifica, “este objetivo debe ser compatible con la defensa de la sanidad y de la educación como servicios públicos universales y gratuítos”. “Nada mejor que los socialistas para garantizar su futuro”, dice la Declaración.

Además, en este documento, se denuncia que el Gobierno del PP, además de “ocultar sus políticas en campaña electoral y que negó en los debates de investidura”, tiene un proyecto político que consiste en utilizar la crisis económica y la exigencia de control del déficit “como coartada para desmantelar el modelo de bienestar construido en España en las últimas décadas”. Así, e...