Rubalcaba exige que no sean los trabajadores sin empleo quienes paguen el coste de la crisis

Expresa su preocupación porque se pueda volver a generar otra crisis económica porque "se avance poco" y no se hayan resuelto los "problemas de fondo" que condujeron a esta, y recuerda los compromisos incumplidos del G-20 para combatir la evasión fiscal

FOTOS EN EL CANAL DEL PSOE EN FLICKR

Alfredo Pérez Rubalcaba, Secretario General del PSOE, ha exigido que no sean los trabajadores que han perdido su empleo “y que no encontrarían un paraíso fiscal en el mapa ni con la ayuda del Google Maps” quienes paguen el coste de la salida de la crisis económica. Rubalcaba ha efectuado esta reflexión durante su intervención esta tarde en Leipzig (Alemania) en representación del PSOE en la presentación mundial de la Alianza Progresista, una nueva organización de carácter global en la que van a estar representadas casi un centenar de formaciones socialdemócratas y progresistas de todo el mundo.

Rubalcaba tomó la palabra en el panel Primero las personas, no los mercados, en donde se le ha preguntado quién tiene que pagar la crisis. El líder del PSOE le ha dado la vuelta a la pregunta, para manifestar la opinión de los socialistas españoles sobre “quién no debe pagar” por una recesión que tiene su origen en el estallido de la burbuja financiera tras “un proceso largo de desregulación que ha permitido que mucha gente se haga rica sin crear riqueza; es decir, especulando”. Para Rubalcaba, por tanto, los paganos de la crisis no deben ser ni los trabajadores, ni la izquierda política que no estaba por “desregular, desregular y desregular”, como hizo la derecha que permitió este proceso, sino que defendía “un equilibrio razonable entre las regulaciones y el mercado; nosotros queríamos que la economía estuviera al servicio de la gente, y no al revés”.

A juicio del número uno del PSOE, tampoco es justo que pague por la crisis la política democrática, con ciudadanos que “huyen de la política y echan a la política la culpa de la crisis”. Porque es cierto, admite Rubalcaba, “que la crisis tiene su origen en una decisión política”, cual fue tolerar la desregulación del sistema financiero que llevaron a efecto los neoconservadores, “pero por eso hay que decirle a los ciudadanos” que la solución solo se arreglará “a través de otra decisión política, que es la de regular”.

Y, por último, tampoco los servicios públicos deben ser sacrificados en la salida de la crisis, ha abogado Rubalcaba. “No deben pagar la crisis nuestras conquistas, porque los hospitales no son los culpables, ni las escuelas, ni el sistema de pensiones, ni en futuro de nuestros jóvenes, ni Europa, que es también lo que nos estamos jugando”. Ni el PSOE, ni los progresistas van a consentir que la salida de la crisis se haga a costa de estas cuestiones, “y por eso, tan importante como ver quién la paga, que ojalá podamos conseguir que alguien la pague, es saber cuándo salimos de la crisis y cómo queremos salir de la crisis, qué valores e instituciones queremos proteger en esta salida de la crisis”.

El Secretario General del PSOE ha expresado su preocupación porque se pueda volver a generar otra crisis económica porque “se avance poco” y no se hayan resuelto los “problemas de fondo” que condujeron a esta. En este sentido, recordó los compromisos incumplidos del G-20 para combatir la evasión fiscal, un tema que precisamente este jueves centró en Bruselas el Consejo Europeo.

Al comienzo de su intervención, Rubalcaba ha tenido palabras de felicitación para el SPD, que cumple 150 años, “unos pocos más” que el PSOE fundado en 1879. El líder socialista asistirá mañ...