Rubalcaba: "Hay que predicar con el ejemplo y Rajoy reclama austeridad por la mañana y por la tarde, donde gobierna, se lo gasta todo"

Destaca que la reforma de la negociación colectiva "busca incentivar la búsqueda de acuerdos para sustituir a los jueces como árbitros" entre sindicatos y empresarios

“Para ser creíble ante los ciudadanos, hay que predicar con el ejemplo” y Mariano Rajoy no lo hace, según Alfredo Pérez Rubalcaba. El candidato en las primarias socialistas para la Presidencia del Gobierno ha afirmado hoy en Oviedo que el presidente del Partido Popular “reclama austeridad por la mañana y por la tarde, donde gobierna, lo gasta todo”. “Escuchamos a Rajoy un día y otro hacer llamamientos a la austeridad y las comunidades autónomas en donde gobiernan gastan cuatro veces más que las del PSOE”, ha resaltado el socialista.

Rubalcaba no se ha referido a la suspensión de las reuniones entre socialistas y populares en Castilla La Mancha para el traspaso de poderes, pero sí que ha afirmado que “hay quien se está poniendo la vacuna justificando lo que va a hacer”. “Eso es una mala política”, dijo, “si quieren recortar que lo digan, pero que no busquen excusas”. Y también apuntó que, si el PP “reclama” auditorías, “estoy convencido de que Rajoy le pedirá la primera auditoría a Camps”. “Sería un ejercicio de transparencia que los ciudadanos agradeceríamos”.

A preguntas de los periodistas antes de reunirse con los militantes, Rubalcaba ha destacado que la negociación colectiva tiene que ser “un instrumento para la paz social en las empresas”, que conlleva mejorar la productividad. De ahí que la reforma que apruebe el Gobierno en el próximo Consejo de Ministros tendrá como principal objetivo “incentivar al máximo la posibilidad de alcanzar un acuerdo antes de llegar a un tribunal”, en definitiva “sustituir a los jueces como árbitros entre sindicatos y empresarios”.

Sobre las encuestas, Rubalcaba ha señalado que “hay una cosa mala en las encuestas para el PSOE, y es que los números son los que son”. Y “hay una cosa buena, y es que las preferencias son distintas. Por tanto hay un punto de partida positivo”. “En todo caso”, apuntó, “lo que sí dicen las encuestas es que nos queda muchísimo trabajo por hacer”.

Y si ayer se reunía con las bases del partido donde están sus raíces, hoy Rubalcaba ha recalado en Asturias, una tierra en la que pasa sus “días de vacaciones” y a la que también se siente muy vinculado. De la “gran asamblea” de sus encuentros con los militantes, ha asegurado que está “oyendo, escuchando y aprendiendo mucho” porque están “a pie de obra” y le trasladan “las preocupaciones de los ciudadanos”. Sobre todo una preocupación: el empleo. Por eso, Rubalcaba ha insistido en que los militantes “están marcando” que el “objetivo” fundamental del programa electoral socialista sea “la creación de empleo”. “Planes creíbles para aprovechar el crecimiento económico y crear empleo” para jóvenes y parados de 45 años.

Además, Rubalcaba también ha dejado claro que no basta sólo con presentarse ante los ciudadanos “diciendo lo que el PP va a hacer, aunque sea duro y cierto, que es podar el Estado del bienestar”. “Qué vamos a hacer y cómo vamos a trabajar desde el gobierno” es la tarea que tiene por delante el PSOE, concluyó Rubalcaba.