Rubalcaba pide a Rajoy que “recupere los consensos estructurales” y afirma que “hay espacio para el diálogo”

Califica de “ocurrencia improvisada” el recorte de 10.000 millones de euros en sanidad y educación

El presidente del Grupo Parlamentario Socialista y secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy “que recupere los consensos estructurales” –el consenso político, el consenso social y el institucional-, que reinicie el diálogo con sindicatos y empresarios y con las Comunidades Autónomas, y “que llame a los partidos políticos, empezando por el PSOE, para hablar de la situación económica”.

En la sesión de Control al Gobierno, Rubalcaba ha asegurado ante Rajoy que “entre el no sistemático de su oposición y el sí absoluto que ahora pretenden hay espacio para el diálogo”. Un espacio “que estamos dispuestos a explorar” porque “entiendo que el diálogo y el acuerdo fortalecen a nuestro país. Y fortaleza y confianza es lo que necesita España en este momento”.

No obstante, el líder socialista ha advertido de que “hay líneas rojas que no vamos a traspasar, la defensa de los derechos sociales de los españoles no la vamos a dejar nunca”.

La economía va muy mal y el Gobierno “genera desconfianza”

Rubalcaba ha puesto de manifiesto que “la economía española va muy mal” y que “esconder los presupuestos ha generado desconfianza, los Presupuestos han generado desconfianza, ese ejercicio falso de soberanía fiscal ha generado desconfianza, la pelea entre sus ministros y sus portavoces ha generado desconfianza”.

“Hace dos semanas millones de trabajadores hicieron una huelga y se manifestaron contra una reforma laboral que aprobó su gobierno”, le ha recordado a Rajoy. “Le dijeron que no se trataba de una reforma laboral más, sino que significaba la ruptura de los consensos sociales básicos que habían permitido construir durante 30 años nuestro sistema de relaciones laborales”.

Sobre los Presupuestos Generales el Estado para 2012, ha dicho que “no han convencido a nadie”, que “profundizan en la recesión y en el desempleo” y que “sólo benefician los grandes defraudadores fiscales”.

Respecto al anunció de recortes adicionales de 10.000 millones de euros en sanidad y en educación, que ha calificado como “una ocurrencia improvisada”, ha denunciado que “que tiene gravísimas consecuencias sociales” y ha criticado que “lo ha hecho sin hablar con las Comunidades Autónomas”.

Finalmente, se ha referido también a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, “que rompe el acuerdo que ustedes y nosotros teníamos y que ha llevado el déficit estructural del 0,4 por ciento al déficit 0”.