Rubalcaba pide al PSOE una oposición responsable y augura un mes de enero muy intenso en el Congreso

Iglesias asegura que la crisis será el "enemigo fundamental" y la defensa del Estado del bienestar la principal línea de oposición

El candidato socialista a la Presidencia el pasado 20N, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha estrenado este lunes como presidente del Grupo Parlamentario pidiendo a sus diputados y senadores que hagan una oposición responsable y ha vaticinado que el mes de enero será muy intenso en actividad legislativa, según han informado fuentes del PSOE.

Rubalcaba ha pedido a los suyos "no hacer lo que el PP ha hecho en la anterior legislatura", en palabras del secretario general del Grupo, Eduardo Madina. "Es decir, hacer una oposición marcando claramente cuáles son las líneas rojas del PSOE, pero sobre todo al servicio de este país, que es lo que nunca hizo el PP mientras estuvo en la oposición", ha manifestado Madina tras la reunión en la que el Grupo socialista ha dado el visto bueno a su dirección.

Tras recibir el respaldo unánime de diputados y senadores, Rubalcaba les ha pedido que estén preparados para la tarea de oposición y ha destacado "la importancia del Grupo Parlamentario en esta legislatura" y en trabajar "al servicio del país, que pasa por un momento muy difícil", ha precisado el diputado vasco.

En la misma línea, el secretario de Organización y nuevo portavoz socialista en el Senado, Marcelino Iglesias, ha comprometido también una "oposición responsable", con la crisis como "enemigo fundamental" y la defensa del Estado del bienestar como principal línea.

Iglesias ha considerado "fundamental" la tarea del Grupo Socialista porque es "el que tiene un proyecto alternativo" al del PP que estará en el Gobierno, un grupo que tiene "voluntad de volver cuanto antes a gobernar y a ser mayoría".

El 'número tres' del PSOE ha subrayado que la recién nombrada dirección del Grupo Socialista es "provisional", porque todos pondrán sus cargos a disposición de la nueva dirección que el PSOE elija en su 38 Congreso, en febrero. Junto a Rubalcaba e Iglesias, el Grupo ha respaldado continuar hasta febrero con las mismas direcciones que la pasada legislatura, en el Congreso y en el Senado.

Para el portavoz, José Antonio Alonso, ha sido una decisión "lógica" porque el PSOE tiene que ponerse a trabajar en lo que le corresponde, que es hacer oposición, "hacer leyes y controlar la acción del Gobierno". A su juicio, el debate de investidura será "importante" porque fijará las "líneas maestras" de la acción del nuevo gobierno, y también el PSOE expondrá sus líneas y su estrategia.

Los socialistas esgrimen la provisionalidad para defender que su nombramiento no da ventaja a Rubalcaba en caso de que decida aspirar a ser secretario general. "La provisionalidad que ha marcado todo esto hace que no haya nadie que parta con ventaja ni con desventaja", ha declarado el líder del PSM, Tomás Gómez, senador autonómico y firme partidario de que la ministra en funciones Carme Chacón compita por el liderazgo del PSOE.

También la propia Chacón y la ministra en funciones Leire Pajín han considerado "sensato y de sentido común" que sea Rubalcaba quien haga el debate de investidura frente a Mariano Rajoy.

Por su parte, Madina ha replicado que el tener a Rubalcaba como portavoz en la investidura sólo da "ventaja" al Grupo socialista frente a Rajoy: "Yo creo que con la voz de Alfredo en ese debate el grupo esta muy tranquilo".

Sobre el momento que elijan los posibles candidatos para dar un paso adelante, Iglesias ha recordado que pueden hacerlo en el mismo Congreso Fed...