Rubalcaba plantea que Camps enseñe las facturas y que Bárcenas dé explicaciones

Rechaza la "gravísima acusación" de que esté condicionando la investigación policial sobre el escándalo

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, rechazó hoy que esté influyendo en las actuaciones policiales del "caso G~rtel", al tiempo que recomendó al PP que si quiere aclarar este asunto, emplace al presidente valenciano, Francisco Camps, a difundir las facturas de su sastre, y al tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, a aclarar las acusaciones que pesan sobre él.

Rubalcaba hizo estas afirmaciones en la Comisión de Interior del Congreso, a la que acudió para explicar los datos de delincuencia de 2008, pero donde acabó enzarzándose en una discusión con el PP sobre la actuación policial en el "caso Gürtel", la trama de corrupción que afecta a cargos populares.

La respuesta del ministro del Interior vino después de que el portavoz popular, Ignacio Cosidó, le acusase de "sacudir y combatir a la oposición", así como de hacer una "instrumentalización política" de la Policía.

Asimismo, Cosidó acusó al Ministerio del Interior de "filtrar" informaciones sobre casos que afectan al PP en campaña electoral, al tiempo que pidió el cese del comisario general de la Policía Judicial, Juan Antonio González, por haber participado en una cacería junto al ex ministro Mariano Fernández Bermejo y el juez Baltasar Garzón.

"INFAMIA"

Rubalcaba aseguró que sólo trataba este asunto porque el PP había realizado la "gravísima acusación" de que él está condicionando la investigación policial del "caso G~rtel". Afirmó que esto es "falso" y una "infamia", puesto que las actuaciones policiales están judicializadas.

Por este motivo, el ministro dijo a Cosidó que si los populares "están creyendo que esto es un juicio político, díganle a Camps que presente las facturas y se acabó el problema", ya que entonces no habría "ni sastre, ni Garzón, ni fiscal".

Al mismo tiempo, el responsable de Interior afirmó que le ha llamado la atención que, en lo referido al "caso G~rtel", los populares "acusen a la Policía, al fiscal, a la Audiencia, al Ministerio del Interior, y no le pregunten a Bárcenas".

"¿No es más sencillo?", añadió el ministro, "llamarle al despacho y decirle: ‘Bárcenas, ¿tú estás metido en este lío?’, y si sale y dice que no, se acabó el problema".

En esta línea, Rubalcaba pidió al PP que deje trabajar a los funcionarios judiciales y policiales, y no les trate de "amedrentar". Según el ministro, los populares han utilizado esta táctica incluso con el presidente del CGPJ, Carlos Dívar, al que el primer partido de la oposición ha reprochado su actitud frente a Garzón.