Rubalcaba pone en valor la educación y sanidad andaluzas frente a una derecha que "cuestiona" el estado del bienestar

Andalucía es un ejemplo de una educación y sanidad pública de calidad y gratuita, mientras que a la derecha la "gratuidad que más le gusta es la del despido"

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha puesto en valor, al presentar una conferencia del presidente de la Junta y candidato a la reelección en las elecciones del 25 de marzo, José Antonio Griñán, la "buena" educación y sanidad pública que hay en Andalucía, frente a una derecha que "cuestiona" el estado del bienestar y que está dando muestras de ello en las comunidades donde gobierna.

En el Foro Joly Andalucía, Rubalcaba ha manifestado este martes que los andaluces tienen que elegir el próximo 25 de marzo entre el camino que plantea José Antonio Griñán, cuya gestión ha consolidado una "buena" sanidad y educación pública en esta comunidad, y el que plantea la derecha, que cuestiona el estado del bienestar y que necesita de una "mayoría absoluta y total".

Ha indicado que Andalucía es un ejemplo de una educación y sanidad pública de calidad y gratuita, mientras que a la derecha la "gratuidad que más le gusta es la del despido".

El dirigente socialista ha recurrido a los números para demostrar sus afirmaciones, apuntando que mientras en los hospitales andaluces se pueden detectar hasta 30 enfermedades en los bebés mediante la prueba del talón, en los de Castilla-La Mancha, donde gobierna María Dolores de Cospedal (PP), se han reducido a tres.

Asimismo, ha indicado que en Andalucía diez de diez niños reciben libros gratuitos, mientras que en Galicia, seis de cada diez niños perdieron ese derecho con la llegada del gobierno del PP.

Ha puesto también el acento en que el Gobierno de José Antonio Griñán quiere salir de la crisis con investigación, innovación y con educación, mientras que la derecha lo quiere hacer "bajando derechos y salarios".

Para Alfredo Pérez Rubalcaba, Griñán es un "gran político que tiene obra hecha y escrita", sobre temas sustantivos para la gente como la educación y la sanidad.

En un plano más personal, lo ha calificado de "duro y tierno" al mismo tiempo. Según Rubalcaba, Griñán es duro en el sentido de "firme" en la defensa de sus convicciones y porque no olvida que la política es lo que afecta a las personas, mientras que también es "tierno por humano". Asimismo, ha apuntado que es "envidiable su temple en los momentos difíciles".

Tras estas palabras de Rubalcaba, Griñán ha recordado que ambos son de la transición y que llevan a las espaldas muchos años, "vividos juntos, perseverando en el mismo partido, amando las mismas cosas, queriendo a las mismas personas y disintiendo, cuando hay que hacerlo, desde la comprensión mutua".

Para el presidente andaluz, Rubalcaba es una persona "tranquila, pero solo en apariencia", porque vive intensamente los problemas políticos y los vitales, al tiempo que siempre tiene una frase amable para las personas a las que quiere más allá de la política.