Rubalcaba presenta en el Consejo de Ministros la propuesta de reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral

El Gobierno aprueba su plan de reducción del gasto farmacéutico con el que el SNS ahorrará 1.500 millones

AGENCIAS. La propuesta de reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral presentada por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pretende aplicar la "incompatibilidad sobrevenida" a los ediles de ANV, es decir a los concejales electos de formaciones que hayan sido ilegalizadas tras las elecciones.

Así lo ha señalado Rubalcaba en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha expuesto las líneas generales de esta propuesta de reforma, que permitiría quitar el acta a un concejal de un partido ilegalizado si no renuncia a los principios que llevaron a su ilegalización.

En concreto, esa renuncia tendrá que ser una fórmula expresa, pública, notoria y fehaciente que demuestra su desvinculación con cualquier tipo de violencia y los partidos que la respaldan.

Además, con esta reforma se podrían prohibir las candidaturas que traten de continuar el trabajo de un partido ilegalizado, federaciones, o plataformas en las que se descubra esa misma intención, y no solo las de agrupaciones.

Otra de las novedades de esta reforma será que, aunque ya esté en curso el proceso electoral, se pueda ilegalizar una formación en la que se descubran pruebas de vinculación con el entorno de ETA.

Asimismo, la reforma, que el Gobierno pretende llevar al Congreso en mayo, según fuentes del Ejecutivo, contempla que tras la expulsión de un concejal del País Vasco o Navarra que no haya condenado la violencia serán las Diputaciones Forales las que tengan que dirimir los mecanismos para cubrir esas vacantes.

Rubalcaba, que ha reconocido que las medidas no son ajenas a la situación que atraviesa la lucha antiterrorista, ha querido enviar un mensaje claro al entorno de ETA al afirmar que sólo tienen dos opciones: "o rompen con ETA o convencen a ETA".

El ministro ha insistido en su mensaje de "o bombas o votos" y ha subrayado que en el País Vasco uno se puede presentar a las elecciones defendiendo la independencia, pero no con violencia.

La propuesta de reforma pretende cubrir las lagunas de la Ley de Partidos, aprobada en 2002, e incluir las recomendaciones que la jurisprudencia del Tribunal Supremo, del Constitucional y el de Estrasburgo han formulado en las diferentes sentencias que han ilegalizado partidos.

"En este caso, quien hizo la ley tiene que prever la trampa, y créame que lo preveemos", ha agregado el ministro.

En el informe sobre esta reforma han colaborado los Ministerios del Interior, Justicia y Administraciones y además se ha contado con la opinión de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía.

Rubalcaba informará sobre los detalles de esta reforma a los partidos políticos a lo largo del día, aunque ha advertido de que el PP ya conocía el sentido de las medidas en las que estaba trabajando el Gobierno.

El ministro ha anunciado que el marco en el que se va a analizar con los partidos políticos será la subcomisión del Congreso que en estos momentos e tudia la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral, que ha prorrogado sus trabajos hasta junio de 2010.

Fuentes de la subcomisión han confirmado a EFE que hasta el momento no tenían conocimiento de que el Gobierno iba plantear en la misma esta reforma para frustrar el intento de ETA de burlar las instituciones democráticas.

Rubalcaba ha evitado valorar la posibilidad de que el partido Eusko Alkartasuna pueda incluir en sus listas a miembros del entorno radical porque no procede mezclar hipótesis en este momento y "mucho más tratándose de un partido legal".

Por su parte, la vicepresidenta M...