Rubalcaba: Queremos diálogo, consenso y federalismo social para avanzar en la convivencia y al derecho a la autodeterminación le decimos no ahora y siempre

"Estamos ante una tormenta perfecta con la crisis y la mayoría absoluta" del PP

“¿Cómo no nos vamos a poner de acuerdo tras 35 años de democracia?”. El Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha lanzado esta pregunta en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros para defender de nuevo “el diálogo y el consenso” como las mejores herramientas para buscar una solución al “problema territorial” que sufre el país. Rubalcaba ha vuelto a defender la reforma constitucional que propone el PSOE: “con un método: el diálogo, un objetivo: recuperar el consenso” y dotar a España “de las mejoras normas para la convivencia” avanzando en un federalismo social para el que el Partido Socialista tiene las cosas muy claras: “Si nos vienen con el derecho a la autodeterminación no ahora y siempre”.

“Queremos diálogo, queremos consenso, actualizar la Constitución para que funcione mejor el Estado autonómico y para que haya nuevas reglas de convivencia” para superar las dificultades y “tenemos que decir que no estamos ni estaremos a favor del derecho de autodeterminación”. Y ha advertido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que su propuesta conlleva una “triple fractura: una fractura dentro de Cataluña, una fractura de Cataluña con el resto de España y una fractura de Cataluña con Europa” y también ha lanzado un mensaje a los que defienden el centralismo porque “con el centralismo, a las comunidades pobres les va mal” y por eso ha insistido en que el proyecto del PSOE “da respuesta” las dos posturas enfrentadas.

El diálogo y el consenso, según Rubalcaba, también tienen que imperar en la renovación de la Constitución para “consolidar todo lo conseguido” en estos 35 años de democracia y que, en dos años con el Partido Popular, se está perdiendo.

El Secretario General del PSOE ha calificado como “tormenta perfecta” la situación que atraviesa España con “una crisis y una mayoría absoluta” del Partido Popular que, en lo que lleva de legislatura, ha atacado los cimientos del Estado del bienestar privatizando la sanidad, atacando la educación pública, recortando derechos a los trabajadores y empobreciendo a los pensionistas, “que tanto han hecho por este país”.

“Han hecho todo lo que no se atrevieron a decir” y ha puesto como ejemplo la Ley de Seguridad Ciudadana o la ampliación de competencias de la seguridad privada. El Partido Popular está aplicando su “programa en B” por el que los ciudadanos que tengan dinero tendrán más derechos, mejor sanidad, educación y pensión y ahora “el que quiera seguridad, que se la pague”. Y por eso Rubalcaba ha insistido en que los socialistas tienen que dedicar los dos años que quedan de legislatura a decir “con claridad” a los ciudadanos que “que tenemos un nuevo proyecto político en el que hemos hablado con mucha gente, que hemos hecho autocrítica y que estamos listos para volver”.