Rubalcaba se compromete a "acabar con el gran fraude fiscal en España"

En referencia a la última víctima, asturiana, de la violencia de género, reafirma su apuesta de "no parar hasta no erradicar definitivamente esa odiosa violencia machista"

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha adquirido esta tarde un nuevo compromiso público dentro de su precampaña electoral: acabar “con el gran fraude fiscal en España”. El líder socialista se ha expresado de esta forma en un mitin celebrado en Langreo (Asturias), con el que ha cerrado la agenda de trabajo que abrió por la mañana en Mieres.

El cabeza de cartel socialista explicó que su propuesta para combatir “con contundencia” a los “grandes defraudadores” de las arcas públicas pasa por intensificar los trabajos y la colaboración de la Seguridad Social y de la Inspección de Hacienda, de la Policía y de la Guardia Civil, “todos juntos” contra una lacra que describe como “el gran enemigo del Estado del Bienestar”. Rubalcaba recordó que, cuando tomó posesión como ministro del Interior, se comprometió a rebajar la delincuencia, “y la bajé”, y lo mismo se propone hacer ahora con el fraude.

En un auditorio abarrotado –el candidato pidió disculpas a los numerosos militantes y simpatizantes que quedaron fuera–, Rubalcaba abrió su intervención con palabras de condolencia para los familiares y amigos de la última víctima de la violencia de género, una mujer de Avilés. El candidato a la Presidencia remarcó que la lucha por la igualdad de las mujeres “no ha hecho más que empezar” y tiene “una parte muy difícil, que es la erradicación de la violencia”, y contra la que el Gobierno ha puesto en marcha muchas iniciativas, como la Ley Integral, “aunque quede mucho por hacer”. “Es un día para reafirmar nuestro compromiso: no pararemos hasta no erradicar definitivamente esa odiosa violencia machista que uno y otro día golpea a muchas mujeres en nuestro país. Ni un paso atrás, porque en esa materia cualquier parón es sistemáticamente un paso atrás”, enfatizó.

El político socialista repasó en Langreo algunas de sus medidas del programa electoral, y contrastó sus propuestas con el PP y Rajoy, que están en campaña “como si no estuvieran; hay quien quisiera que no hubiera campaña”. Rubalcaba denuncia que “cuando pasan los días y retrasan el programa y hablan y no dicen nada… Es verdad que se les escapan cosas, pero él no dice nada”, señaló en referencia al silencio de Rajoy a las políticas de recortes en políticas sociales de las comunidades autónomas gobernadas por el PP. Rubalcaba bromeó con que la actitud de Rajoy le recuerda a “esa canción de Serrat, uno de mi calle me ha dicho que tiene un amigo que conoce a un tipo que recuerda haber oído una propuesta del señor Rajoy”.

Rubalcaba apeló a los militantes y simpatizantes socialistas reunidos en Langreo a defender el legado de los gobiernos de Zapatero, que en todo momento han procurado “la cohesión social” a pesar de los duros avatares económicos. Y es esa cohesión social la que él se propone seguir defendiendo, en concreto con la preservación de los servicios públicos, especialmente la sanidad y la educación públicas. Sobre la enseñanza pública, el candidato denunció que recortar en educación “es un disparate y una injusticia” y defendió la labor integradora de la escuela, porque “no queremos que la desigualdad en la cuna acabe convirtié...