Rubalcaba subraya la “soledad” del Gobierno en la defensa de unos Presupuestos “que no se creen ni ellos”

El secretario general del PSOE asegura que va a “cumplir hasta el final” su tarea al frente del partido “para recuperar la confianza de los ciudadanos”

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hecho hoy en el Congreso una valoración del debate de los Presupuestos Generales del Estado, subrayando “la soledad” del Gobierno y que toda la oposición ha votado en contra de los mismos con argumentos parecidos: falta de credibilidad e ineficacia para salir de la crisis.

Rubalcaba cree que “no se los creen ni ellos” y por eso “son los primeros interesados en esconder el debate”, contraprogramándolo con la presencia de Rajoy en la sesión de control del Senado.

Por eso, ha pedido al Gobierno que reflexione: “No debería cerrar los oídos a estas críticas, se lo debería pensar”, ha reclamado, más cuando hoy se ha conocido un informe del Banco de España que echa por tierra las previsiones de crecimiento en los que se basan. “Los presupuestos no sirven, son una ocasión perdida para la economía española”, ha lamentado.

También ha insistido a reclamar que aclaren “qué van a hacer con las pensiones”, ante la falta de respuesta del ministro Montoro durante el debate, lo que, a su juicio, “aumenta percepción de que no va a haber una actualización”.

“Cumpliré hasta el final”

En rueda de prensa en el Congreso, Rubalcaba ha garantizado que va a “cumplir hasta el final” su tarea al frente del PSOE: “Me eligieron hace 8 meses como secretario general del Partido Socialista para recuperar la confianza de los ciudadanos, y esa tarea es la que voy a hacer”, ha asegurado.

El líder socialista ha descartado presentar su dimisión tras los resultados de las pasadas elecciones autonómicas en País Vasco y Galicia, y ha afirmado que “cuando uno es responsable de un partido tiene que serlo con viento a favor y viento en contra”. Preguntado sobre las voces críticas que demandan un cambio, ha asegurado que “escucho a todo el mundo” y considera “normal que en un partido haya críticas y posiciones distintas”, aunque –ha aclarado- “nadie me ha hablado de dimisión”.

Asimismo, ha señalado que ahora “no toca” pensar en la candidatura del PSOE a la presidencia del Gobierno para las próximas elecciones generales. “Nadie me ha preguntado si voy a ser candidato del PSOE”, ha dicho, “y sería un irresponsable si estuviera preocupado por eso en lugar de por la angustia de muchos ciudadanos que no ven salida en su vida profesional, laboral y personal. Esa es mi preocupación.”

Lo que sí ha admitido es la necesidad de abrir una reflexión “sobre lo que hemos hecho bien o mal” y acelerar la presentación de un proyecto alternativo, porque los ciudadanos están “urgiendo una alternativa” al gobierno del PP. En este sentido, ha argumentado que “en esta legislatura los problemas se nos han amontonado”, ya que a la “gravísima situación económica, mucho peor que hace 10 meses”, se ha unido “un problema territorial”.

Sobre su tarea de oposición, ha señalado que “ofrecí acuerdos porque pensé honestamente que era bueno para España que hubiera pactos, y creí que era lo que demandaban los ciudadanos. Y me he dejado unas cuantas plumas defendiendo esta convicción”, ha admit...