Rubalcaba subraya que "tenemos siete millones de compromisos, que vamos a cumplir de principio a fin"

Llama a fortalecer el PSOE y a efectuar una oposición "centrada, no despistada" y basada en las líneas maestras marcadas en el programa electoral

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, intervino esta mañana en el Comité Federal para hacer balance del resultado de los comicios generales del 20 de noviembre. Ante sus compañeros del máximo órgano del partido entre congresos, y tras la intervención del secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, Rubalcaba reconoció que esta mañana le embargaban dos sentimientos hacia el PSOE, “gratitud y orgullo”. Un sentir que fue el mismo que quiso trasladar hacia los siete millones de votos recibidos por las siglas socialistas, “siete millones de compromisos que vamos a cumplir del principio al fin; siete millones de compromisos con siete millones de españoles”.

 

El político socialista reconoció que el 20-N había arrojado un “resultado malo, que asumo en primera persona, puesto que os he representado en estas elecciones generales”. Pero también destacó que se habían conseguido en una campaña en la que el PSOE “ha peleado del principio al final para conseguir el mejor resultado posible”, con “honestidad democrática”. Por todo ello, el candidato agradeció al mismo tiempo el “cariño, apoyo y unidad de todos los socialistas ante un desafío que sabíamos que iba a ser extraordinariamente difícil”, marcado por la profundidad de la crisis en España.

En su balance de lo acontecido, Rubalcaba destacó que el PSOE había hecho una campaña marcada por varios rasgos: abierta y participativa (merced al uso de las nuevas tecnologías y a su afán de mantener un diálogo directo con los militantes), progresista y socialdemócrata (“una y otra vez hemos denunciado esta cobertura ideológica que se quiere dar al desmontaje del Estado del Bienestar aprovechando la crisis económica”) y en solitario (ante “un PP que no ha comparecido” y cuya actitud llevó al PSOE a tener que hacer “una doble campaña: para explicar lo nuestro y explicar lo que creíamos que iba a hacer el PP”).

En este punto, Rubalcaba retomó uno de sus eslóganes electorales (“Escuchar, hacer, explicar”), que “es mucho más que un lema de campaña”, para demandar que ese es el planteamiento que sintetiza “la forma de hacer política en el futuro, porque no vamos poder hacer las cosas de otra manera, sino justamente escuchando, haciendo y explicando”, y también dentro del partido, porque cree que “es lo que reclaman también los militantes, que les escuchemos, hagamos y expliquemos”.

ANÁLISIS DE RESULTADOS

En el análisis de los resultados, el cabeza de cartel socialista advirtió de que no creía que se hubiera producido “una derechización de la sociedad española”, puesto que la formación de Rajoy solo ganó medio millón de votos. “Lo que hay”, precisó, “es un PP que ha maximizado sus rendimientos electorales, porque ha conseguido sus votos más 500.000” y un PSOE que había mandado votos “a casa” y “a otras formaciones políticas”. El PP, agregó, no ha alcanzado el total de votos que recogió el PSOE en las generales de 2008 y “no ha movido sustancialmente su techo electoral”. Por todo ello, Rubalcaba sostiene que si el PSOE logra aglutinar de nuevo “los votos de la mayoría progresista, puede ganar” las próximas elecciones generales. “El PP no ha conseguido superar su techo electoral en las que creo que son unas condiciones óptimas para haberlo hech...