Rubalcaba: "Yo no soy igual que Mariano Rajoy, tenemos modelos y valores radicalmente distintos para salir de la crisis"

"Nosotros queremos avanzar y ellos retroceder", "nosotros queremos mantener derechos y el PP quiere recortarlos". "Nosotros queremos que de la crisis salgamos todos juntos" y ellos "aplicar lo de a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga"

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, subrayó hoy que hay que explicar a los ciudadanos que el PSOE y PP “no son lo mismo”, porque defienden “dos modelos de salida de la crisis radicalmente distintos y valores radicalmente distintos”. “Yo no soy igual que Mariano Rajoy”, sentenció.

Durante un multitudinario mitin en A Coruña –que obligó al candidato a improvisar, por segunda vez lo que llevamos de campaña, una intervención ante 300 asistentes que se quedaron fuera del recinto- Rubalcaba insistió en que “nosotros queremos avanzar y ellos retroceder”, “nosotros queremos mantener derechos y el PP en su programa quiere y dice que va a recortar esos derechos”. “Nosotros queremos que de la crisis salgamos todos juntos y que nadie se quede atrás y hay quien cree que en esto de la crisis lo mejor es aplicar lo de a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga“. “Ni el fondo ni en la forma, ni por arriba ni por abajo; no somos lo mismo”, sentenció.

En el capítulo de derechos sociales, Rubalcaba se mostró convencido de que el PP cambiará la ley de matrimonio homosexual y también la de Igualdad. Una ley esta última que al PP “no le gusta” y en la que el PSOE quiere ir más allá y cambiar cosas que no han funcionado hasta ahora, haciendo –por ejemplo- obligatoria la presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas.

Marcó diferencias también en cuanto a las políticas económicas de futuro y de salida de la crisis. Rubalcaba defendió su propuesta de “conciliar la política de ajuste del déficit con la de inversión” a nivel europeo porque –dijo- “o ponemos dinero público para que la economía crezca o ni crecemos, ni creamos empleo, ni salimos de la crisis”.

También señaló que el PSOE no va a permitir que, al hilo de la crisis, se cuestione el Estado del Bienestar, que es “una red de seguridad para la gente”. “Nosotros creeos que cuando la gente tiene incertidumbres, hay que darle certidumbres” y “decirles que mientras arreglamos el problema del empleo les garantizamos que van a tener un buen hospital, una buena escuela para sus hijos, una buena prestación de desempleo y una buena pensión. Esa garantía la damos nosotros y no la da el PP”, dijo.

Además, señaló que “gobernar no es leer un papel que te han dictado, gobernar es tener ideas propias, es ganas de resolver; gobernar es comprometerse con los ciudadanos y tener sensibilidad con aquellos que lo están pasando peor. Eso es para mí gobernar y eso no recuerda para nada al Rajoy que vimos el otro día en el debate”, añadió.

Tampoco en materia de creación de empleo PP y PSOE son iguales, ya que, según explicó, “la derecha quiere abaratar el despido” y los socialistas apuestan por “estimular la contratación” desde los poderes públicos, pagando a los empresarios la seguridad social de los nuevos contratos o de los contratos de prácticas. Un dinero que el Estado recaudaría “pidiendo un esfuerzo a los que más tienen”, a través del impuesto sobre las grandes fortunas, dijo. “Nosotros lo vamos a hacer y el PP no lo va a hacer”, añadió.

Sobre la protecci&oa...