Salgado defiende como "imprescindibles y urgentes" las medidas de recorte del déficit

Asegura que servirán para reducir la incertidumbre y que tendrán un impacto positivo en la economía

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha pedido hoy a los grupos parlamentarios que apoyen las medidas de recorte propuestas por el Ejecutivo que ha considerado "imprescindibles y urgentes", así como determinantes para el desarrollo de la economía en los próximos años.

Salgado, en su intervención inicial ante el pleno del Congreso en defensa del decreto de reducción del déficit, ha dicho que, aunque los indicadores económicos presentan una tendencia a la mejoría y España se ha incorporado desde comienzos de año a la recuperación de la economía mundial, ésta no está exenta de riesgos.

Ha reiterado que las dos preocupaciones principales del Ejecutivo son el paro, "objetivo -ha dicho- absolutamente prioritario", y la reducción del déficit, "condición imprescindible para impulsar la actividad económica y el empleo", ha subrayado.

La vicepresidenta ha reconocido que el conjunto de medidas para acelerar la reducción del déficit comportará un "gran esfuerzo" para los pensionistas y los empleados públicos.

Por ello, ha valorado el trabajo y dedicación de policías, educadores y sanitarios, entre otros, de quienes ha dicho que son "excelentes profesionales y servidores públicos" y les ha asegurado que la reducción de sus salarios servirá para que "otros muchos ciudadanos puedan seguir protegidos ante el desempleo que padecen y se pueda garantizar a las próximas generaciones el Estado de bienestar conseguido entre todos".

Tras calificar la fase económica actual de "la más compleja e intensa en muchas décadas", ha insistido en "la necesidad evidente de aplicar sin dilaciones" este plan de ajuste, porque lo requiere la crisis, lo demanda el compromiso europeo de mantener la estabilidad monetaria y, sobre todo, porque es imprescindible generar confianza y credibilidad.

"Podemos y debemos hacerlo", ha insistido, tras añadir que la determinación del Gobierno es plena y resuelta para conseguir el objetivo de reducir el déficit público al 3% en 2013, "pese a las dificultades que entrañan algunas medidas".

Al respecto, ha recordado la rebaja salarial media del 5% de los empleados públicos, los acuerdos de no disponibilidad de crédito para ayuntamientos y comunidades autónomas, así como la congelación de la revalorización de las pensiones.

Sobre el recorte salarial en los empleados públicos ha destacado el ahorro total de 535 millones de euros que supondrá en 2010, sumado a los 1.035 millones que representará en 2011, y ha cifrado el efecto en las administraciones territoriales en 1.765 millones para este año y en 1.465 millones en 2011.

Además, se ha referido al recorte en 300 millones de euros de la ayuda oficial al desarrollo, de las inversiones, que sumaría un ahorro de 3.870 millones en los dos próximos años, a la eliminación del cheque por nacimiento de hijo y a la reducción del gasto de los medicamentos.

Salgado ha reiterado que el plan de ajuste repercutirá negativamente en el crecimiento de la economía para 2011, que dijo será cinco décimas por debajo del inicialmente previsto y llegará al 1,3%.

No obstant...