Salgado presenta unos presupuestos "adecuados" para combatir la crisis e iniciar la recuperación

Asegura que son unas cuentas "austeras", que sientan las bases para "un nuevo modelo de crecimiento"_x000D_

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, entregó hoy al presidente del Congreso, José Bono, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2010, que comienza así su tramitación parlamentaria.

En la rueda de prensa posterior, Elena Salgado afirmó que el proyecto de Presupuestos del Gobierno está centrado en "combatir los efectos de la crisis sobre las empresas y los ciudadanos" y sienta las bases "para la recuperación económica y un nuevo modelo de crecimiento".

En rueda de prensa, tras entregar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2010 en el Congreso de los Diputados, Salgado sostuvo que se trata de unas cuentas "más austeras", que suponen "un esfuerzo de contención del gasto que no tiene precedente en los últimos años", pero que "mantienen y refuerzan el gasto social".

Asi, los presupuestos que presenta el Ejecutivo ponen énfasis, dijo en la I+D+i, infraestructuras y educación, "y en la eficiencia del gasto público". Además, garantizan la protección social a los sectores más débiles reforzando en gasto en desempleo, pensiones y dependencia

Salgado explicó que estos PGE "inician el camino de la reducción del déficit público por dos vías: austeridad en el gasto, pero manteniendo el gasto en inversiones productivas y el gasto social; y a través de mayores ingresos, con un incremento moderado en algunas figuras impositivas, y mayor y más efectiva lucha contra el fraude fiscal", añadió.

SUBIDA DE IMPUESTOS

Salgado explicó que la subida de impuestos incluida en los Presupuestos Generales para 2010 tendrá efectos positivos y no cree que cuente con consecuencias adversas, y añadió que, de haberlas, serían compensadas "con creces" por los efectos favorables.

Añadió que "no tiene sentido hablar de líneas rojas" en la negociación con la oposición en lo referente a las modificaciones fiscales incorporadas a los Presupuestos Generales del Estado para 2010, y aseguró que los socialistas examinarán las alternativas que formulen los grupos "con visión positiva". "Sigo estando absolutamente confiada en la aprobación de los Presupuestos", aseguró.

Salgado aseguró que la "propuesta" del Gobierno "ha sido muy pensada" en lo relativo a las repercusiones de cada una de las reformas impositivas en virtud de la recaudación, la eficacia y la "inexistencia de efectos adversos", si bien reiteró que el "Parlamento tiene la última palabra".

"Para nosotros, esta es la propuesta de modificaciones que en este momento resulta más adecuada", incidió Salgado, quien defendió la línea seguida por el Gobierno de no tocar los tipos del IRPF, aunque las rentas del trabajo se vean afectadas por la supresión de los 400 euros y un incremento "moderado" del IVA. En este sentido, admitió que el sistema tributario español afecta especialmente a la "amplísima clase media española".

"Pedimos un esfuerzo adicional moderado a todos los ciudadanos y un esfuerzo específico a los que tienen más capacidad" defendió Salgado, en lo referente al incremento de las rentas del capital, y defendió que los titulares de las Sicavs verán incrementada su presión fiscal gracias a este repunte.

En cualquier caso, insistió en que la presión fiscal que soportarán los espa&nt...