Salgado promete austeridad en el gasto y reconducir las cuentas públicas hacia el equilibrio

Subraya la importancia de mantener el esfuerzo en las partidas del gasto social y en las de gasto productivo

La austeridad en el gasto es clave para el Gobierno. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, prometió este jueves austeridad en la gestión del gasto público, excepto en las partidas de gasto social y productivo, de cara a un año "especialmente difícil" como el 2010, que será también cuando empiece a iniciarse "ligeramente" la recuperación económica. La ministra asegura que en las últimas semanas se han registrado "algunas señales positivas" que pueden suponer el primer paso para la normalización de los mercados. La responsable de Economía ha logrado sacar adelante el techo de gasto propuesto por el Gobierno socialista para elaborar los Presupuestos Generales del Estado del año 2010 gracias al apoyo de Coalición Canaria (CC) y UPN y a las abstenciones de CiU, IU-ICV, BNG y Nafarroa Bai. En contra se manifestaron el PP, el PNV, Esquerra Republicana (ERC) y UPyD. En total, el texto contó con 172 votos a favor, 159 votos en contra y 15 abstenciones.

Elena Salgado ha afirmado que la austeridad del gasto será un compromiso "clave" del Gobierno para el año que viene, y permitirá reconducir las cuentas públicas hacia el equilibrio y el "saneamiento estructural". En su intervención en el pleno del Congreso, donde presentó el techo de gasto para 2010 y los objetivos de estabilidad presupuestaria del trienio 2010-2012, Salgado señaló que el próximo año será un año especialmente difícil pero que será también cuando empiece a iniciarse "ligeramente" la recuperación económica.

Así, explicó, el gasto del Estado de este año llegará a los 192.220 millones de euros y el año que viene se prevé que no supere los 182.439 millones, lo que supone un descenso del 4,6% y refleja el "importante esfuerzo de austeridad que se va a hacer". Asimismo, se refirió a la caída del 14,2% que experimentarán los ingresos del Estado y a la caída que seguirán registrando las principales figuras impositivas, a pesar de que será más atenuada que la de 2009.

Salgado aseveró que el Gobierno seguirá llevando a cabo una política fiscal "exigente", orientada a consolidar la recuperación económica y la sostenibilidad presupuestaria en el medio plazo. Según la ministra de Economía, la austeridad del gasto será "clave" en esta política fiscal, porque permitirá recuperar "paulatinamente" la senda del equilibrio presupuestario a medio plazo, reconducir las finanzas públicas hacia el saneamiento estructural y reforzar los efectos positivos derivados del entorno de una "progresiva aceleración" de la actividad económica.

Aún así, la vicepresidenta económica subrayó la importancia de mantener el esfuerzo en las partidas del gasto social, "especialmente necesarias" en un momento como el actual, y en las de gasto productivo, que son las que permitirán reorientar el modelo de crecimiento de la economía española. "Las dificultades a corto plazo no nos deben desviar de la perspectiva a medio plazo y, en particular, de las políticas de impulso de la productividad", indicó.

Por este motivo, aseguró que el Gobierno mantendrá en 2010 los ejes de su política económica centrados en las reformas sectoriales, la mejora del marco regulador para facilitar la actividad empresarial, la mejora de la competitividad de España en los distintos mercados y la ampliación d...