Sánchez Rubio exige al Gobierno "la máxima transparencia" respecto a las "nuevas terapias" para la hepatitis C

El PSOE insistirá en demandar a la ministra Ana Mato que “informe detalladamente” en la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados

La Secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, ha exigido al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad “la máxima transparencia e información a la ciudadanía y, en particular, a las personas enfermas de hepatitis C y a las asociaciones que las representan, al respecto de las nuevas terapias para dicha enfermedad. La desinformación lo único que genera es incertidumbre y una gran preocupación para los afectados y sus familias”.

Sánchez Rubio ha salido al paso de las informaciones conocidas hoy, por las cuales una plataforma ciudadana va a denunciar al Ministerio por no pagar un tratamiento eficaz contra esta enfermedad. La responsable de Sanidad demanda del Ministerio y de su titular, Ana Mato, “que informe detalladamente en la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados de cuáles son las medidas que está adoptando el Gobierno ante las nuevas terapias para abordar esta enfermad”.

La dirigente socialista recuerda que, a mediados de junio, se presentó una Proposición no de Ley por parte del Grupo Parlamentario Socialista, en el Congreso de los Diputados, para aprobar un plan de acción frente a esta enfermedad que fomente la prevención, la detección precoz y el tratamiento en base a evidencias científicas en condiciones de igualdad para la ciudadanía y pacientes, así como incorporar el tratamiento. Asimismo, en la Diputación Permanente de julio se solicitó dicha comparecencia, que fue rechazada con los votos en contra de los populares, “por lo que en la próxima reunión vamos a insistir en la necesidad de dicha comparecencia”.

“Desde el PSOE entendemos que debe quedar claro que la vida de ninguna persona enferma de hepatitis C se va a poner en riesgo por razones económicas ni comerciales”, recalca la política socialista, que insiste en que “desde la coordinación con las Comunidades Autónomas por parte de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) deben abordarse estas alternativas terapéuticas, de manera que no suponga carga económica para quienes sufran esta enfermedad”.

“Aunque en este momento existan alternativas terapéuticas, las negociaciones del Ministerio con el laboratorio para la bajada de los precios del medicamento deben acelerarse, muy especialmente tratándose de medicamentos relevantes para la salud de los pacientes”, concluye.