SÁNCHEZ traslada a Moscovici su intención de negociar para España una senda diferente de los objetivos de déficit y de aplicar “una política fiscal que consolide la recuperación económica y afiance la cohesión social”

Pide al resto de formaciones políticas que, al igual que el PSOE, “abandonen sus intereses partidistas” y piensen “en el bien común”, pues “España necesita de manera urgente un cambio de gobierno”.

18/02/2016

El secretario general del PSOE y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, trasladó hoy en Bruselas al comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la UE, Pierre Moscovici, que “España está comprometida con sus objetivos de déficit público” y con “practicar una política fiscal rigurosa y solvente que permita dos cosas: uno, consolidar la recuperación económica, y dos, consolidar y afianzar la cohesión social, que es fundamental en nuestro país”.

 

“Si el Partido Socialista llega  al Gobierno, vamos a cumplir con esos compromisos, vamos a intentar lógicamente negociar una senda diferente de cumplimiento de esos objetivos, siempre con estos dos criterios: uno, afianzar la recuperación económica y, dos, la cohesión social”, ha señalado en declaraciones realizadas antes de la reunión.

 

Pedro Sánchez ha recordado que el PSOE está en España al frente de unas “negociaciones para formar un gobierno progresista y reformista que va  a tener claramente un compromiso firme con Europa en la consolidación de la zona Euro y también en la consolidación de la recuperación económica en nuestro país. Pero –añadió- creo que tan importante es hablar de política fiscal rigurosa, es decir, combinando la recuperación económica con la cohesión social, como también plantearle al señor Moscovici que tenemos que impulsar, de una vez por todas, un Plan Juncker mucho más ambicioso de inversiones públicas que revierta la situación que estamos viendo en algunos países europeos con crecimiento del 1 ó 1,5%. Creo que Europa también tiene que articular políticas expansivas a nivel europeo y eso creo que será positivo para España”.

 

El líder socialista explicó que estos días su partido está pulsando “en IU, Ciudadanos, Compromís, PNV y CC, la voluntad que tienen estos partidos de llegar a acuerdos” y –ahora que “estamos entrando en la semana decisiva”- manifestó su deseo de que “en pocos días podamos articular una mayoría parlamentaria suficiente como para ir a la investidura con garantías de poder formar el Gobierno, que es lo que quieren y merecen los españoles”.

 

Un gobierno que apueste por el bien común

 

“Estoy trabajando por un gobierno que apueste por el bien común. España necesita de manera urgente un cambio y yo estoy trabajando para que haya una alianza que permita ese gobierno del cambio, que trabaje por el bien común”, afirmó Pedro Sánchez, quien en consecuencia ha pedido “al resto de formaciones políticas” que “abandonen sus intereses partidistas” y piensen también “en el bien común, porque creo que así sumaremos y haremos de la política la actividad que merecen y que esperan los españoles de sus representantes”. “Pensemos en la gobernabilidad y en los cambios que necesita España en regeneración democrática, en recuperación económica y también en consolidación del Estado del bienestar”, subrayó.

 

A su juicio, “el 2 de marzo todas las fuerzas políticas van a tener que decidir si apuestan por el cambio o por la continuidad de un gobierno y un presidente agotado y asediado por la corrupción, como es el caso del PP y del presidente del Gobierno en funciones, el señor Rajoy”. “Hasta entonces –continuó- lo que vamos a intentar es llegar a acuerdos con el máximo número de fuerzas políticas, porque creo que España se merece ya un gobierno estable y que apueste por la recuperación económica, por la regeneración democrática, que recupere el Estado del Bienestar y que tenga un compromiso con Europa. En eso es en lo que está el Partido Socialista”.

 

Respecto a la carta remitida por Alberto Garzón y tras señalar que no ha podido leerla, afirmó que “el PSOE siempre ha estado abierto al diálogo con todas la formaciones políticas”, añadiendo que “en lo que estamos ya es en intentar firmar esos acuerdos”, ante los que dijo sentirse “razonablemente optimista” de poder alcanzarlos. Afirmó que es “muy curioso que  con todas las formaciones con las que nos hemos sentado a dialogar, estamos muy cerca del acuerdo y, por tanto, la única que todavía no lo ha hecho que es el partido de Pablo Iglesias, tiene la puerta abierta para sentarse a hablar con nosotros e intentar llegar a un acuerdo progresista y reformista”.